CAROLINA PANTHERS

Panthers hace de McCaffrey el RB mejor pagado de la NFL

El estelar running back de Carolina firma una extensión de contrato que lo convierte en el mejor pagado de la posición.

Christian McCafrey

Sólo era cuestión de tiempo antes de que el mejor running back de la NFL cobrara un sueldo a su altura. Ese momento llegó la tarde del lunes, cuando Christian McCaffrey firmó una extensión de contrato que lo convierte en el mejor pagado de su posición.

El running back de los Carolina Panthers firmó una extensión por cuatro temporadas más a cambio de 64 millones de dólares, un promedio de 16 millones por temporada, con lo que supera los 15 millones a los que pactó Ezekiel Elliott con los Cowboys hace apenas una temporada.

Después de apenas tres temporadas en la NFL, McCaffrey ha sido un jugador de impacto inmediato con los Panthers como lo demuestra el hecho de que la campaña anterior corrió para 1,387 yardas con 15 touchdowns y sumó otras 1,005 yardas en 116 recepciones con cuatro viajes a la zona de anotación.

El nuevo pacto vincula al hijo del exreceptor Ed McCaffrey a los Panthers hasta la campaña de 2025 y le permitiría ingresar a la agencia libre por primera vez antes de cumplir los 30 años.

“Estoy muy emocionado de continuar mi carrera en Carolina”, dijo McCaffrey poco después de que ESPN y NFL.com dieran a conocer la noticia. “Quiero agradecerle al señor Tepper (el dueño), Marty Hurney (gerente general) y al coach (Matt) Ruhle) por la oportunidad de ayudar a guiar a esta gran franquicia, y a todos mis compañeros por su ayuda a lo largo del trayecto. Y a los aficionados de los Panthers, Keep Pounding”.

De hecho, la octava selección global en el Draft de 2017 tiene toda la razón. Al menos en el futuro inmediato, el versátil corredor será el punto focal de la ofensiva de los Panthers mientras el coach Ruhle termina de establecer un nuevo sistema con varias piezas nuevas, ninguna más importante que el quarterback Teddy Bridgewater, quien llegó en la agencia libre para reemplazar a Cam Newton.

No será nada nuevo para McCaffrey, quien la temporada pasada logró brillar al grado de ser designado All Pro mientras compartía el peso de la ofensiva con el inexperto pasador Kyle Allen, quien encontró en el running back una confiable red de seguridad.

Pero McCaffrey ha encontrado la manera de mantenerse relevante sin importar quien sea el quarterback, como lo demuestra el hecho de que acumula 2,920 yardas por tierra y 2,523 por la vía aérea con un total de 39 anotaciones a lo largo de su carrera. Su explosividad al cruzar la línea de scrimmage, sus excelentes manos y su envidiable visión lo convierten en una de las armas mas versátiles de la NFL y en la esperanza ofensiva de la franquicia a corto y mediano plazo.