NFL

McCaffrey, histórico: llega a 1,000 yardas por tierra y aire

El último jugador de NFL que sumó mil yardas en el ataque terrestre y aéreo fue Marshall Faulk, cuando el corredor pertenecía a St. Louis Rams.

Christian McCaffrey consigue 1,000 yardas por aire y por tierra
Bobby Ellis AFP

Luego de que los Panthers perdieran a Cam Newton para la tercera jornada de la National Football League por una lesión en el pie y a su entrenador Ron Rivera, quien estuvo al mando del equipo por nueve años, al ser despedido por la infructuosa segunda mitad del calendario, alguien tuvo que destacar en la organización de Carolina. Ese fue el corredor Christian McCaffrey.

El back, de 23 años, regresó a su tercera campaña como profesional de los emparrillados con Carolina y, por segunda ocasión en su carrera, alcanzó las mil yardas en el ataque terrestre. Pero eso no fue todo. El egresado de Stanford, además de sumar 1,387 unidades por tierra, culminó el 2019 con 116 recepciones para conseguir un total de 1,005 yardas, por lo que el corredor de Carolina se une a un club selecto que solo dos atletas podían resumir en su currículo.

Con las 72 yardas por aire que recibió McCaffrey en la derrota de los Panthers ante los Saints, el oriundo de Colorado se unió a Roger Craig, quien fue el primero en alcanzar ambos dígitos, cuando vestía la camiseta de San Francisco 49ers, en 1985.

El otro atleta en alcanzar el hito fue el corredor Marshall Faulk, quien lo hizo bajo la casaca de St. Louis Rams, en 1999, cuando el legendario jugador disputaba su sexto año en la NFL y el ataque terrestre tenía mayor presencia en los esquemas de ofensivos.

Grupo de élite

Tanto Craig como Faulk, en el año que alcanzaron la marca, llevaron a sus respectivos equipos al Super Bowl y ambos terminaron con el trofeo Vince Lombardi entre sus manos al final de la temporada.

Craig consiguió un total de tres campeonatos con los inmortales Niners de los 80, además de cuatro selecciones al Pro Bowl y una más al equipo All Pro, por su desempeño en el terreno de juego en 1988, cuando alcanzó la marca más alta de su carrera en yardas terrestres, al recorrer un total de 1,502.

De 1999 a 2001, St. Louis era uno de los equipos a vencer. Kurt Warner y Marshall Faulk se apropiaron del MVP en esos tres años, cuando Faulk dominó la liga por la vía terrestre.

En 1999, Faulk se quedó también con el Jugador ofensivo del año AP, cuando lideró la NFL con 5.5 yardas por acarreo y en yardas totales desde la línea de scrimmage, sumando un total de 2,229.

Faulk acabó su carrera después de finalizar su decimosegunda temporada y en 2011 ingresó al Salón de la Fama, donde quien fuera la segunda selección global del Draft de 1994 se autodenominó en su discurso de introducción como un "adicto al football".