AQUÍ SOLO FOOTBALL

Tom Brady, embajador del “Nuevo Mundo” en la NFL

La llegada de “TB12” a Tampa Bay no es el único movimiento importante en la agencia libre 2020.

Fotomontaje de Tom Brady con los Buccaneers
@NFL DIARIO AS

Ahora es oficial. Tom Brady es el nuevo quarterback titular de los Tampa Bay Buccaneers.

Por primera vez en 20 años veremos a Brady enfundado en un uniforme distinto al de los New England Patriots. Lo mismo nos pasó en 1993, cuando Joe Montana dejó a los 49ers y firmó con los Kansas City Chiefs; en 2008, cuando Brett Favre pasó de Green Bay a los Jets, o en 2012, cuando Peyton Manning se convirtió en agente libre y se fue a Denver.

Brady tratará de cambiarle la cara a una franquicia que tiene seis triunfos en Playoffs en su historia. Brady tiene seis anillos de campeón.

El cambio de “TB12” es, por supuesto, el más importante en este periodo de agencia libre, pero no es el único. Gracias al carrusel de quarterbacks, el mundo de la NFL en 2020 será uno completamente diferente al que hasta hoy conocimos.

Vamos División por División.

AFC ESTE

La buena: sin Brady en New England, se fue el tormento de esta División. La mala: Jets, Dolphins y Bills aún tienen que lidiar con Bill Belichick.

Pero el coach de los Patriots ha perdido al apóstol del “Patriot Way” y por el momento New England no ha firmado a un quarterback veterano, así que su único pasador en el roster es el joven Jarrett Stidham.

Stidham fue una selección de cuarta ronda en el Draft 2019; sólo ha completado dos pases para 14 yardas y una intercepción.

¿Podrá ganar Belichick sin Brady? O más bien, ¿podrá ganar con Stidham?

Bills y Dolphins se han armado muy bien en la agencia libre.

Buffalo le dio un nuevo juguete a Josh Allen con el receptor Stefon Diggs, a través de un canje con Minnesota, y a la defensiva firmaron a Mario Addison, Vernon Butler, Quinton Jefferson y Josh Norman.

Miami también sumó varias piezas a una defensa que promete mucho bajo el mandato del coach Brian Flores. Destacan: Byron Jones, Emmanuel Ogbah, Shaq Lawson y el ex Patriot Kyle Van Noy.

Los Jets han hecho poco o nada en la agencia libre, así que esta parece ser una carrera entre tres, y por primera vez en 20 años los Patriots no son los grandes favoritos.

AFC NORTE

Baltimore es el rival a vencer y eso es gracias a Lamar Jackson.

Pero la defensa de los Ravens, que fue tercera de la NFL la campaña pasada al permitir 17.6 puntos por juego, sumó a dos frontales que deben ser de impacto inmediato: Michael Brockers y Calais Campbell.

Los Steelers confían en el regreso de Ben Roethlisberger al cien por ciento de sus capacidades. Con el “Big Ben” sano y una defensa con todo lo necesario para ser Top 3, Pittsburgh puede competir con el que sea.

Los Browns siguen dándole armas a Baker Mayfield. Cleveland firmó a Austin Hooper (cuatro años, 44 millones de dólares) convirtiéndolo en el tight end mejor pagado de la liga.

Un tackle también era prioridad y los Browns firmaron a Jack Conklin, quizá el mejor disponible en la agencia libre.

Hay talento en Cleveland, pero es difícil pronosticar cómo le irá al coach Kevin Stefanski en su primer año.

Los Bengals son el equipo del futuro. Tienen la primera selección global del Draft 2020 y la van a usar en el quarterback Joe Burrow, campeón con LSU.

Usaron la etiqueta de Jugador Franquicia en el receptor AJ Green, dándole al joven Burrow un objetivo confiable en su año de novato.

AFC SUR

Los Texans solían ser la crema de esta División, pero en un movimiento sorpresivo mandaron al receptor DeAndre Hopkins, uno de los mejores de la NFL, a Arizona, a cambio del corredor David Johnson y selecciones colegiales.

Perder a Hopkins y ahora tener a Randall Cobb, no es algo que deba tener muy contento a Deshaun Watson.

Los Titans retuvieron a dos de sus jugadores más importantes en 2019. Le dieron un contrato por cuatro años y 118 millones de dólares al quarterback Ryan Tannehill y le pusieron el tag de Jugador Franquicia al corredor Derrick Henry.

En resumen, Tennessee será el hueso más duro de roer quizá en toda la AFC.

La gran historia en el Sur es Philip Rivers, quien firmó por un año y 25 millones de dólares con los Colts.

Rivers se reúne en Indianapolis con Frank Reich y el coordinador ofensivo Nick Sirianni, con quienes trabajó con los Chargers.

Los Colts también sorprendieron al hacer un canje con los 49ers por el tackle defensivo DeForest Buckner, por quien dieron su primera selección del Draft 2020.

Si Rivers puede olvidarse de todas esas intercepciones de 2019, los Colts podrían competir por un boleto a Playoffs.

Los Jaguars no sólo se deshicieron de Nick Foles (ahora en Chicago), sino que le pusieron la etiqueta de Jugador Franquicia a Yannick Ngakoue, quien ha dicho que no quiere jugar en Jacksonville.

AFC OESTE

Los campeones Chiefs colocaron la etiqueta de Jugador Franquicia en el tackle defensivo Chris Jones, pero esa defensa ya perdió al corner Kendall Fuller y podría perder a Bashaud Breeland, otro agente libre.

La gerencia general también tiene que firmar a Patrick Mahomes y convertirlo en el quarterback mejor pagado de la NFL. Ni más ni menos.

Como sea, Kansas City es el rival a vencer en el Oeste y en la AFC.

Los Chargers perdieron a Rivers y al parecer van a darle la oportunidad a Tyrod Taylor, un veterano que tiene récord de 23-21-1 como titular y que hace tres años llevó a los Playoffs a los Buffalo Bills.

Para reforzar una de las peores líneas ofensivas de la liga, los Chargers firmaron al tackle Bryan Bulaga y obtuvieron, vía canje con Carolina, al guardia Trai Turner (a cambio del tackle Russell Okung).

El corredor Austin Ekeler firmó una extensión de contrato y el tight end Hunter Henry recibió el tag de Jugador Franquicia, algo que ayudará mucho a Taylor en su primer año como titular en Los Angeles.

Los Broncos parecen haber encontrado a su quarterback franquicia en el joven Drew Lock, quien terminó con récord de 4-1 en su año de novato y ahora es el titular indiscutible en Denver.

La defensiva de los Broncos fue mediocre en 2019, en el debut del coach Vic Fangio.

Este año obtuvieron al corner A.J. Bouye, gracias a un canje con Jacksonville, pero perdieron a Chris Harris Jr., quien firmó con los Chargers.

Lock tendrá mucha presión y Fangio tiene que hacer funcionar a su defensa en el Año 2.

Los Raiders debutan en Las Vegas con muchas caras nuevas, entre ellas el quarterback Marcus Mariota, quien le pondrá presión a Derek Carr, malquerido por la Raider Nation.

Los Raiders usaron la agencia libre para reforzar su defensa, con el cornerback Eli Apple, el safety Jeff Heath, los linebackers Cory Littleton y Nick Kwiatkoski, y el end Carl Nassib.

Jon Gruden y Mike Mayock saben que para competir en esa División hay que parar a Mahomes.

NFC ESTE

Los Cowboys no convencieron a Dak Prescott, así que le pusieron la etiqueta de Jugador Franquicia. Ahora se presume que el quarterback hará holdout hasta que Jerry Jones le pague lo que pretende, y esas son pésimas noticias para el nuevo coach Mike McCarthy, quien va a instalar una nueva ofensiva en Dallas.

A quien sí amarraron fue al receptor Amari Cooper, quien firmó por cinco años y 100 millones de dólares.

La defensa de los Cowboys será muy diferente en 2020: perdieron al corner Byron Jones (Miami) y al end Robert Quinn (Chicago), y firmaron al tackle Gerald McCoy, un veterano con 60 capturas de quarterback en su carrera.

Pero los reflectores van a estar puestos en Dak y esa novela apenas comienza.

Los Eagles no tienen un suplente de Carson Wentz y el quarterback de Philadelphia tiene su historial de lesiones.

El perímetro lucirá completamente diferente, pues al momento sólo han recontratado a Rodney McLeod y perdieron al veterano Malcolm Jenkins. Los corners Ronald Darby y Jalen Mills también son agentes libres.

Eli Manning se retiró y eso significa que el titular de los Giants es el joven Daniel Jones, selección de primera ronda el año pasado.

Este equipo ha ganado 12 juegos en tres años y tiene una sola aparición en Playoffs desde 2011.

Su objetivo en la agencia libre fue reforzar la defensa, con las firmas del cornerback James Bradberry y los linebackers Blake Martinez, Kyler Fackrell y David Mayo.

Los Redskins deben ser el equipo más interesante en esta División, gracias al arribo del coach Ron Rivera, obstinado en cambiar la cultura de un equipo que trata de evitar su cuarta campaña perdedora en fila.

Dwayne Haskins es, por el momento, el quarterback titular, pero se espera que Washington firme a un veterano para competir con la selección de primera ronda en 2019.

Por lo pronto, Rivera, un coach con orientación defensiva, ha sumado al linebacker Thomas Davis (con quien trabajó en Carolina) y al corner Kendall Fuller.

Con la segunda selección global del Draft, se espera que recluten al espectacular edge Chase Young, de Ohio State.

NFC NORTE

Aaron Rodgers y los Packers se quedaron a un triunfo del Super Bowl, pero no hay nada que reclamarle al veterano quarterback. El problema de Green Bay fue su incapacidad para frenar el ataque terrestre de San Francisco en el Campeonato de la NFC.

Por ello a los Packers les duele haber perdido a Blake Martinez (Giants), líder en Green Bay en tacleadas tres años consecutivos. Para reemplazarlo, firmaron a Christian Kirksey (Browns).

Rodgers necesita más y mejores receptores para complementar a Davante Adams, y mientras no llegue ayuda, Green Bay no puede ser considerado un contendiente en la NFC.

Los Vikings extendieron el contrato del polémico Kirk Cousins, quien llevó a Minnesota hasta la Ronda Divisional la campaña pasada.

El problema estará del otro lado del balón, pues la defensa de los Vikes, una de las mejores de la NFC, ha perdido algunas piezas clave, como el tackle Linval Joseph (Chargers) y los backs defensivos Trae Waynes (Bengals), Xavier Rhodes (cortado) y Mackensie Alexander (disponible).

Al menos Minnesota pudo ponerle el tag de Jugador Franquicia al safety Anthony Harris.

Los Bears hicieron un movimiento interesante al adquirir al quarterback Nick Foles en un canje con los Jaguars, a cambio de una selección de cuarta ronda.

Foles llega a Chicago a ponerle enorme presión al irregular Mitchell Trubisky.

En el tercer año del coach Matt Nagy, los Bears también firmaron al tight end Jimmy Graham y al edge Robert Quinn, pero nada de eso funcionará si Foles o Trubisky son incapaces de mover las cadenas y producir touchdowns.

Los Lions de Matt Patricia poco a poco se han convertido una sucursal de los Patriots.

Este año Detroit ha firmado al linebacker Jamie Collins, al back defensivo Duron Harmon y al tackle defensivo Danny Shelton, todos ex jugadores de Bill Belichick.

Patricia necesita a Matthew Stafford sano toda la campaña para poder competir en el Norte de la NFC, que por el momento únicamente pelean Green Bay y Minnesota.

NFC SUR

Brady, Brady, Brady.

“TB12” inicia una segunda era en su ilustre carrera al firmar con los Buccaneers, que en el segundo año del coach Bruce Arians sueñan con convertirse en el primer equipo de la historia que juega el Super Bowl en casa.

Brady llega a un equipo que tiene una pareja de receptores envidiable, con Chris Godwin (86 recepciones, 1,333 yardas y 9 touchdowns en 2019) y Mike Evans (67-1,157-8).

Y ojo con el tight end Cameron Brate, quien podría dar un gran salto en la hoja de estadísticas con Brady al mando.

La defensa de Tampa Bay fue sólida en la segunda mitad del calendario y con Shaquil Barrett y Jason Pierre-Paul de regreso, estos Bucs están listos para competir por la corona divisional.

Los Saints le dieron dos años más de contrato (y 50 millones de dólares) a Drew Brees, lo cual significa que nos esperan al menos dos duelos por temporada entre Brees y Brady.

Más allá de lo de Brees, la única firma importante en la agencia libre para New Orleans ha sido el safety Malcolm Jenkins.

Pero los Saints son, otra vez, contendientes al Super Bowl.

Panthers le dio las gracias a Cam Newton y en la agencia libre le dieron un contrato a Teddy Bridgewater por tres años y 63 millones de dólares.

Bridgewater se ganó esa plata con su actuación de la campaña pasada, cuando suplió con creces a Brees en New Orleans.

Su suplente será Kyle Allen, quien firmó una extensión de un año.

En el debut del coach Matt Rhule, Carolina ahora tiene que encontrar el reemplazo del linebacker Luke Kuechly, quien de manera inesperada anunció su retiro al final de la temporada 2019.

Los Falcons tuvieron una campaña para el olvido, particularmente su defensiva, que sólo registró 28 capturas de quarterback, lo segundo peor en la NFL.

Vic Beasley se fue a Tennessee, así que Atlanta firmó a Dante Fowler Jr., quien sumó 11.5 sacks en 2019 con los Rams, su mejor temporada como profesional.

Para crear espacio en el tope salarial, los Falcons cortaron a los veteranos Devonta Freeman y Desmond Trufant.

Y para suplir al tight end Austin Hooper (Cleveland), obtuvieron a Hayden Hurst a través de un canje con los Ravens.

La División Sur de la NFC es la primera en la historia con tres quarterbacks que han pasado para más de 50,000 yardas: Drew Brees (77,416), Tom Brady (74,571) y Matt Ryan (51,186).

NFC OESTE

Los 49ers tienen todo para regresar al Super Bowl y una vez más dependerán de una de las mejores defensas de la liga.

Fue un acierto recontratar a Arik Armstead, quien firmó un acuerdo por cinco años y 85 millones de dólares, 48.5 garantizados.

El canje con los Colts por Buckner les da dos selecciones en la primera ronda del Draft 2020, incluido el pick 13 de Indianapolis.

Esa selección podrían usarla en un receptor, en caso de que Emmanuel Sanders firme con otro equipo.

Los Seahawks fueron irregulares en 2019 y ello les costó clasificar a Playoffs como el sembrado cinco, lo cual complicó su camino.

El principal problema de Seattle fue la poca presión que ejerció sobre los quarterbacks, incluso con la presencia de Jadeveon Clowney, quien es agente libre.

Hasta el momento, los Seahawks no han firmado a un rusher en la agencia libre, pero sí recontrataron al tackle defensivo Jarran Reed.

Mientras Russell Wilson esté sano, este equipo será contendiente en la NFC.

Los Rams vivieron un retroceso en 2019, un año después de jugar el Super Bowl.

Al coach Sean McVay se le perdió la brújula y fue hasta el final de la temporada cuando se comprometió a darle el balón a Todd Gurley, quien, según reportes, será usado como moneda de cambio en un canje.

El joven quarterback Jared Goff pasó de un año con 32 touchdowns y 12 intercepciones a otro con 22-16.

Por si fuera poco, la defensa perdió a tres titulares: Fowler, Brockers y Littleton. Y por el momento sólo han firmado a Leonard Floyd, quien apenas tuvo tres capturas con los Bears el año pasado.

Los rivales divisionales han crecido, mientras los Rams parecen debilitarse.

Finalmente, los Cardinals están de plácemes al haber obtenido vía canje con los Texans al receptor DeAndre Hopkins, quien tiene tres campañas en fila de mil yardas y 54 touchdowns en siete años en la NFL.

Hopkins hará pareja con el legendario Larry Fitzgerald, dándole al joven Kyler Murray dos objetivos de primera clase.

La defensiva sigue siendo un problema, pues en 2019 fue la peor de la liga al aceptar 402 yardas por juego, pero hasta el momento los Cardinals no han obtenido ayuda vía agencia libre.