Competición
  • LaLiga Santander
  • Bundesliga
  • Liga Mexicana - Apertura
  • Ligue 1
  • Liga Chilena
LaLiga Santander
Bundesliga
Liga Mexicana - Apertura
Ligue 1
PSG PSG PSG

-

Lille Lille LIL

-

New York Giants

Los Giants tienen un gran problema con sus wide receivers

Golden Tate no podrá jugar los primeros cuatro encuentros por una suspensión y a eso se le suman las lesiones de Sterling Shepard y Corey Coleman.

Corey Coleman, Golden Tate y Sterling Shepard

La salida de Odell Beckham Jr. de los Giants dejó un hueco enorme en la ofensiva que la organización intentó llenar con el agente libre Golden Tate. Desafortunadamente para New York no podrán contar con el veterano wide receiver durante el primer mes de campaña regular.

Este sábado el insider de NFL Network Ian Rapoport reveló que Tate ha sido suspendido por los primeros cuatro juegos de la temporada al violar la política de abuso de sustancias ilegales de la liga.

El receptor de 30 años publicó un comunicado donde explica que en abril de este año recibió un tratamiento de fertilidad y pocos días después descubrió que el medicamento contenía una sustancia prohibida por la NFL, lo cual notificó a las autoridades competentes. Agregó que por protocolo una suspensión está en camino, pero que apelaría la decisión pues, indicó, tiene las pruebas del error.

Coleman y Shepard, entre algodones

Por otra parte, Corey Coleman, quien fue tomado por los Browns con el puesto 15 global del draft de 2016 y se encuentra en su segunda campaña con los Giants, sufrió una rotura de ligamento cruzado anterior el primer día del training camp y causará baja por toda la temporada.

Además, Sterling Shepard también aquejó una lesión. El 25 de julio, el mismo día en que Coleman se despidió de los emparrillados en 2019, el egresado de Oklahoma rompió uno de sus pulgares. Por el momento los Giants desconocen el tiempo que se mantendrá sin actividad, pero su participación el el duelo inaugural de la temporada está en duda.

Por el momento, Pat Shurmur tendría que echar mano de Cody Latimer, Bennie Fowler y el novato Darius Slayton como las tres principales armas aéreas de Eli Manning, lo que implícitamente también le daría una carga de trabajo mayor a Saquon Barkley.