NFL Playoffs

Raiders y Bengals buscarán romper sequías en playoffs

Mientras los Raiders no ganan en postemporada desde 2002, la última victoria de los Bengals en playoffs se remonta a 1990, aún con Sam Wyche como coach.

Estados Unidos
0
Derek Carr con los Raiders
Chris Unger AFP

El juego inaugural de los playoffs enfrentará a Raiders y Bengals en el Paul Brown Stadium. El cotejo, pactado a iniciar a las 16:30 horas del sábado 15 de enero, tendrá un sabor adicional para ambas organizaciones pues el ganador romperá una larga sequía sin victorias en playoffs.

En el caso de Las Vegas, su última victoria llegó en 2002, cuando derrotaron a los Titans en la final de la Conferencia Americana. Posteriormente fueron ampliamente superados por los Buccaneers en el Super Bowl XXXVII.

Desde ese triunfo en el Coliseo de Oakland, los Raiders solo calificaron a playoffs en 2016 y fueron eliminados por los Texans en la primera fase de postemporada.

Para los Bengals, la espera ha sido más larga. Su último triunfo en fase de eliminación directa se remonta a 1990, cuando doblegaron a los entonces Oilers en wild card; Cincinnati cayó ante los Raiders en la ronda divisional.

Tras esa victoria, Cincinnati ha llegado en siete ocasiones a playoffs (2005, 2009, 2011, 2012, 2013, 2014, 2015), pero en cada una de esas oportunidades, los Bengals salieron de playoffs rápido.

Encuentro cerrado

El compromiso que representa la primera aparición de Derek Carr y Joe Burrow en playoffs promete ser un duelo más apretado de lo pensado.

Ofensivamente, ambos clubes son muy parecidos. Los Raiders son la décima primera mejor ofensiva de la liga (6,184 yardas) y los Bengals se ubican dos peldaños más abajo (6,145); además, en el juego aéreo, su fortaleza, tampoco hay mucha diferencia (4,567 yardas para Las Vegas y 4,403 de Cincinnati).

En la defensiva tampoco hay muchas diferencias. Los Raiders fueron la 14a mejor defensiva este año (5,732 yardas) y los Bengals se ubicaron décimos novenos (5,964). Mientras Las Vegas fue eficiente contra el pase (3,789 yardas), Cincinnati fue la séptima mejor unidad contra la carrera (1,742).

Lo que puede hacer la diferencia en el juego son las individualidades ofensivas. El novato Ja'Marr Chase es el más sólido candidato al Novato Ofensivo del Año y además de tener cinco juegos con más de 100 yardas, sumó dos encuentros más de 200 yardas.