NFL

Ravens ya piensan en la extensión de Lamar Jackson

A pesar de las presuntas diferencias entre Baltimore y el QB con relación a un nuevo pacto, el GM Eric DeCosta aseguró que ya piensan en las negociaciones.

Estados Unidos
Lamar Jackson con los Ravens

Con Lamar Jackson entrando a su cuarto año de contrato de novato (última campaña antes de que los Ravens ejerzan la opción de quinta temporada), el equipo de Baltimore ya piensa en un nuevo acuerdo para el producto de Louisville.

En conferencia de prensa Eric DeCosta, gerente general del club, informó que en la organización ya trabajan para entregarle una propuesta salarial a Jackson, quien ganará 1.771 millones de dólares en 2021, pero anticipó que las negociaciones podrían tomar más de lo esperado.

"Estamos confiados y comprometidos para trabajar en un nuevo acuerdo y esperemos tenerlo en un futuro cercano. Puede tomar un poco de tiempo, pero estamos intentándolo", indicó.

Las credenciales de Jackson hacen que una extensión sea prácticamente inminente. Reclutado en la primera ronda del Draft 2018, Lamar tiene marca de 30-7 en temporada regular, ha pasado para 7,085 yardas, 68 anotaciones, 18 intercepciones, rating de 102.6 y por tierra acumula 2,906 yardas y 19 touchdowns, además del MVP de la temporada 2019.

A pesar de que el pasado 28 de febrero se reportó que Jackson y los Ravens estaban lejos de alcanzar un acuerdo, las palabras de DeCosta dieron un vuelco de 180 grados a tan solo un día de la extensión de Dak Prescott.

Otras preocupaciones

Los Ravens no solo están interesados en retener a Jackson. Mark Andrews y Orlando Brown, también reclutados en 2018, entran a su último año de contrato, pero a comparación del pasador sus pactos no tienen la posibilidad de extenderse una quinta temporada al no haber sido seleccionados en la primera ronda del draft.

Al respecto, DeCosta indicó que el tight end de 25 años es un elemento invaluable en Maryland. "Me gusta todo de Mark. Es el tipo de jugador que queremos conservar", desarrolló.

No obstante, con Brown la situación es más complicada. El egresado de Oklahoma jugó en 2020 como tackle izquierdo ante la baja de Ronnie Stanley por una lesión de tobillo y quiere regresar a los Ravens en la misma posición. Sin embargo, Baltimore quiere que el liniero regrese a sus labores como tackle derecho, lo que fracturó la relación entre ambas partes.

"Estamos bendecidos de tenerlo en el equipo. Está bajo contrato y eso lo entiendo. Haremos lo que sea mejor para Orlando y haremos lo que sea mejor para los Ravens", sentenció DeCosta en lo que parece un ultimátum al jugador.