NFL

Se busca head coach: Los Chargers despiden a Anthony Lynn

Los Ángeles ofrece una de las vacantes más atractivas de la temporada al contar con el quarterback novato Justin Herbert.

Estados Unidos
0
Anthony Lynn
Kelvin Kuo AP

Ni siquiera cuatro triunfos consecutivos para cerrar la temporada regular pudieron salvarle el trabajo a Anthony Lynn.

Los Angeles Chargers anunciaron la mañana del lunes el fin de su relación laboral con Lynn luego de cuatro temporadas. El equipo le había extendido el contrato por un año más la campaña anterior a pesar de finalizar con marca de 5-9. Luego de caer por una posesión en siete encuentros en 2020 en camino a un registro de 7-9, los Chargers no tuvieron más opción.

“Esta mañana le informé a Anthony Lynn que hemos tomado la decisión de tomar caminos distintos en la posición de entrenador en jefe. No estoy seguro de que haya otra persona en esta liga que sea más respetada como ser humano que Anthony, y quiero expresar mi más sincero agradecimiento por su liderazgo durante un momento de grandes cambios para la organización”, dijo el dueño de los Chargers Dean Spanos en un comunicado.

La salida de Lynn difícilmente puede considerarse sorpresiva.

En cuatro años al frente de los Chargers, Lynn finalizó con registro de 33-31 y un viaje a la postemporada en 2018. Pero fue la incapacidad de Los Angeles de ganar los juegos apretados la que finalmente selló su destino. En las últimas dos temporadas, los Chargers acumularon 16 derrotas en encuentros decididos por ocho puntos o menos.

Ahora, los Chargers buscarán a su quinto entrenador desde 2002 y apenas el segundo desde que se mudaron a Los Angeles en 2017. No debe ser una tarea demasiado complicada, considerando que el equipo está plagado de talento. Más importante aún, Los Angeles le ofrece al nuevo head coach la oportunidad de moldear al joven pasador Justin Herbert, firme candidato a Novato Ofensivo del Año.

Herbert concluyó la campaña con nuevas marcas para un novato en pases completos (396) y 31 envíos de touchdown, mostrando un constante progreso durante toda la campaña. Desafortunadamente para Lynn y los Chargers, ese progreso no se tradujo en victorias hasta que simplemente fue demasiado tarde para salvar el puesto de su entrenador en jefe.

Es una situación complicada, creía en el coach Lynn, disfruté el tiempo que trabajamos juntos. Creo en este vestuario y creo que lo haremos mejor”, declaró Herbert el lunes. “(Lynn) me permitió dar un paso al frente y ser un líder, me enseñó muchas cosas de cómo manejar un huddle, como dar la cara y asumir el control”.

Tal vez el próximo entrenador les enseñe a Herbert y a los jóvenes Chargers otro tipo de cuestiones, como a retener una ventaja. Después de todo, el equipo perdió cuatro juegos esta campaña después de llegar con ventaja luego de tres cuartos.