PITTSBURGH STEELERS

JuJu Smith-Schuster dejará de bailar en logos de sus rivales

El receptor abierto de los Steelers afirmó que el baile no tenía la intención de faltar al respeto a sus oponentes: "era para mis seguidores de redes sociales"

Estados Unidos
0
JuJu Smith-Schuster
Michael Conroy Associated Press

El carisma y la jovialidad de JuJu Smith-Schuster lo han conectado con más seguidores que otros compañeros y colegas a través de sus redes sociales. En su afán por acrecentar y solidifcar las masas de aficionados, el jugador ha hecho de su ritual previo a los encuentros dominicales un baile sobre el logotipo del equipo rival, en el centro del emparrillado. Pero eso ya terminó.

“Bailaba cuando estábamos invictos, estaba bailando cuando perdimos los tres partidos. No cambiaré quien soy… No lo vi como una falta de respeto, pero como para algo para mis seguidores en las redes sociales", dijo el receptor abierto para Brooke Pryor, de ESPN.

"Para mejoría de mis compañeros dejaré de hacer los bailes", avisó a los reporteros.

El acto, desde antes de que lo hiciera Smith-Schuster, no era bien percibido en la liga. En septiembre del 2000, Terrell Owens corrió hacia el centro del estadio en Dallas para celebrar sobre la estrella, logotipo de los Cowboys. El safety George Teague llegó a teclearlo, pero T.O., a final de cuentas, se paró en el área azul y celebró. A la siguiente anotación de Emmitt Smith, el corredor corrió al centro del campo como reacción defensiva del territorio.

El jugador de los Steelers ha hecho bailes de TikTok a lo largo de la campaña sobre los logos oponentes, pero no fue hasta el partido ante Cincinnati Bengals en el Paul Brown Stadium que fue centro de críticas. El duelo fue el lunes por la noche en televisión nacional.

Mike Tomlin aclaró que hablaría con Smith-Schuster al respecto. También surgió la duda sobre si recibía dinero por bailar en los logos de sus rivales. El jugador negó tal rumor. "No quería ser una distracción. Lo que puedo hacer para ayudar a mi ofensiva es poner puntos en el marcador”, añadió para Pryor.

En su cuarto año en la liga, el receptor abierto suma 82 pases atrapados para 670 yardas y siete anotaciones.

Colapso histórico

El último equipo que inició 11-0 y perdió tres partidos seguidos fueron los Rams en 1969, cuando la campaña era de 14 partidos.

La división aún no está asegurada para Pittsburgh y vienen partidos ante Colts y Browns.