NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NFL

El progreso de Josh Allen pone a soñar a los Bills

El quarterback de tercer año ha convertido a Buffalo en uno de los ataques más dinámicos de la NFL.

Estados UnidosActualizado a
El quarterback de tercer año ha convertido a Buffalo en uno de los ataques más dinámicos de la NFL.
Ralph FresoAFP

En la laureada clase de quarterbacks del Draft 2018, Josh Allen era, en cierto modo, el patito feo. Un proyecto a futuro que requería de enorme trabajo en su precisión y en evitar que emprendiera carrera a la menor provocación.

Tres años después, es justo decir que el quarterback de los Bills ha dejado atrás a los dos pasadores que fueron tomados antes que él en el reclutamiento –Baker Mayfield y Sam Darnold– gracias, en parte, al talento que lo rodea, pero también a su madurez, contundencia y versatilidad.

La noche del lunes, Allen exhibió todas sus armas para darle a Buffalo su primera victoria en un juego oficial de “Monday Night” desde 1999. No fue un lunes cualquiera para Allen, quien completó 32 de 40 envíos para 375 yardas y cuatro pases de touchdown para desmantelar a una defensiva de San Francisco cuya principal fortaleza era precisamente contra el juego aéreo.

La velada de Allen fue notable en muchos sentidos. Se convirtió en el primer quarterback en la historia de la franquicia en completar al menos 80% de sus pases en un juego con al menos 40 intentos, y el primero en la liga en hacerlo en lunes por la noche desde Matt Ryan en 2013.

Seis de las 10 ofensivas de Buffalo ante San Francisco recorrieron al menos 69 yardas. ¿Las excepciones? Un fumble en la primera jugada de la segunda serie de los Bills, un gol de campo luego de una intercepción, un despeje y su última serie en la que recibieron el balón a 43 segundos del final. Contundencia.

De hecho, Allen culminó con su tercer juego de la temporada con al menos 375 yardas, tres touchdown y 130 puntos de rating, uniéndose a Drew Brees en 2013 como los únicos jugadores desde al menos 1950 en tener tres encuentros de este tipo en una sola campaña. Y es que parece que Allen está hecho para los momentos de máxima presión, sus otras dos actuaciones de 375 yardas, 3 touchdowns y 130 de rating fueron ante Miami y Seattle, dos equipos que actualmente estarían en postemporada.

De la mano de Allen, Buffalo ha rebasado los 30 puntos en seis juegos esta temporada, incluyendo tres de los últimos cuatro y tiene a los Bills como el equipo más eficiente de la liga al momento de convertir terceras y cuartas oportunidades, la receta perfecta del éxito. Más importante aún, tiene a Buffalo en posición idónea para conseguir su primer título divisional desde 1995.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?