AQUÍ SOLO FOOTBALL

Lo mejor a la mitad de la campaña 2020 de NFL

Cowboys y Patriots son las grandes decepciones hasta ahora y Russell Wilson debe ser MVP por consenso.

TJ Watt con los Steelers
Wesley Hitt AFP

Dos equipos se pelean la mayor decepción en 2020: los Dallas Cowboys (2-6) y los New England Patriots (2-5).

Ambas franquicias pagan por sus pecados en la offseason.

Los Cowboys finalmente despidieron a Jason Garrett y en su lugar firmaron a Mike McCarthy, quien ganó un Super Bowl con los Green Bay Packers.

Jerry Jones “reforzó” a la defensiva con una serie de cartuchos quemados que incluyen a Ha Ha Clinton-Dix, Gerald McCoy, Dontari Poe y Aldon Smith. De todos ellos, solo Smith está en el roster.

Luego vinieron las lesiones por racimos, incluidos los tackles Tyron Smith y La’el Collins, los linebackers Leighton Vander Esch y Sean Lee y, por supuesto, el quarterback Dak Prescott.

La tormenta perfecta en Dallas terminó con el novato Ben DiNucci como titular, anoche en Philadelphia.

Lo de los Patriots no es menor. Tras el cantado divorcio con Tom Brady, el coach Bill Belichick sufre las de Caín sin quarterback, sin wide receivers, sin corredores y sin una defensa que le ayude a maquillar todos sus problemas a la ofensiva.

Cam Newton es parte del problema y de la solución. El nuevo titular en New England es responsable de ocho (7 intercepciones, un fumble) costosas entregas de balón que solo abonan a la narrativa de que este equipo jamás debió dejar ir a Brady.

La derrota ayer en Buffalo pudo significar el fin de 20 años de dominio de Patriots en la División Este de la AFC y el comienzo de la búsqueda de su nuevo quarterback franquicia.

Pero no estamos aquí para hablar de las decepciones, sino de lo mejor a la mitad de la campaña 2020 que ─con todo y COVID-19─  parece sí llegará hasta el Super Bowl.

Hay algunas elecciones en las que seguramente todos estaremos de acuerdo, pero algunas otras polémicas.

Aquí mis votos:

MVP

Aquí debe haber consenso. Russell Wilson, quien por cierto nunca ha recibido un voto a Jugador Más Valioso, es el MVP indiscutible a la mitad del calendario.

Wilson es líder de la NFL con 26 pases de touchdown y rating de 120.7. Pero, más allá de sus estadísticas, “DangeRuss” simplemente juega la mejor de sus campañas en cuanto a precisión, particularmente en los envíos de más de 25 yardas.

Wilson, además, ha hecho muchas jugadas con las piernas. Es el segundo mejor corredor en Seattle, con 260 yardas y un promedio de 7.4 por intento.

Sospecho que este año sí tendrá votos a MVP y aquí está el primero.

Jugador Ofensivo

En un equipo horrible, Dalvin Cook ha sido estupendo. El corredor de los Minnesota Vikings es líder de la liga con 11 touchdowns, 10 de ellos por la vía terrestre.

Es segundo con 652 yardas, solo detrás de las 775 de Derrick Henry, pero con un juego menos.

Corrió para 181 yardas contra Tennessee, pero su mejor juego fue este domingo en Green Bay, donde sumó 226 yardas combinadas (163 terrestres) y cuatro touchdowns.

Jugador Defensivo

Aaron Donald es el “Sack Master”, pero aquí debo elegir a un jugador de la mejor defensa de la liga, y ese es T.J. Watt, de los Pittsburgh Steelers.

T.J. es ahora el mejor de los hermanos Watt y en 2020 no hay un defensivo más dinámico que este linebacker de los Steelers.

Watt suma 6.5 capturas de quarterback, pero es líder de la liga con 21 golpes a los pasadores. Por cierto, Stephon Tuitt, su compañero de equipo, es segundo con 17, y Donald es tercero con 15.

Además, T.J. tiene una intercepción y tres pases defendidos.

En una típica defensa 3-4, no hay mejor “blitzer” que T.J. Watt, quien también tiene 12 tacleadas en el backfield.

Novato Ofensivo

Joe Burrow, la primera selección global del Draft 2020, ha tenido una campaña sobresaliente con los Cincinnati Bengals, pero lo de Justin Herbert con Los Angeles Chargers es aún más especial.

Debutado en la Semana 2 de manera inesperada, tras una lesión al veterano Tyrod Taylor (provocada por el mismo cuerpo médico de los Chargers, por cierto), Hebert no ha dado señales de sufrir la transición del college al nivel profesional.

Ha pasado para 1,820 yardas, con 15 touchdowns, cinco intercepciones y rating de 104.5, octavo mejor de la liga y superior al de algunos veteranos como Tom Brady, Ben Roethlisberger, Matt Ryan o Philip Rivers.

Herbert es el primer jugador en la historia con 15 pases de touchdown y 1,500 yardas aéreas en sus seis primeros juegos en la NFL.

Es también el cuarto mejor quarterback de la liga en tercer down con 64.5% de efectividad, 7 touchdowns y rating de 116.2.

Burrow, por cierto, es decimoséptimo en esta categoría.

Novato Defensivo

Los Detroit Lions usaron su primera selección en el Draft 2020 para reclutar a Jeff Okudah, considerado el mejor cornerback de la Clase, pero es su pick de tercera ronda el que ha tenido mayor impacto.

En una defensiva que solo ha sido capaz de registrar 10 capturas de quarterback, el end Romeo Okwara tiene la mitad de esos sacks.

Okwara, proveniente de Notre Dame, también es líder de los Lions con 11 golpes a los pasadores y seis tacleadas para pérdida de yardas. Tiene un fumble forzado y uno recuperado.

Coach

Ya sé que sus detractores se cuentan, quizá, por miles, pero Mike Tomlin ha hecho un trabajo impecable en 2020 y tiene a los Pittsburgh Steelers como el único equipo invicto de la liga, con marca de 7-0.

Tomlin nuevamente tiene una defensiva dominante, que es primera en la liga con 30 capturas y 52 golpes a los pasadores. Pittsburgh es segundo con 10 intercepciones y también segundo con 13 robos de balón, solo detrás de Kansas City (14).

Y ya que hablamos de los campeones, Kansas City no está en el calendario de los Steelers, pero muero de ganas por ver un duelo de esta defensa contra Patrick Mahomes y el resto del ataque de los Chiefs que, por cierto, incluye a un viejo conocido de Tomlin: Le’Veon Bell.

Habrá que esperar a los Playoffs.

Regreso del Año

El momento del año se lo lleva Alex Smith, del Washington Football Team, quien completó el milagro de volver a jugar en la NFL, pero el Regreso del Año es para Ben Roethlisberger.

El veterano quarterback le ha cambiado la cara a los Pittsburgh Steelers, que con él son contendientes y sin él son… bueno, ya lo vimos la campaña pasada.

El “Big Ben”, quien se lesionó el codo en la Semana 2 de la temporada 2019, ha completado 67.9% de sus envíos, con 1,628 yardas, 15 touchdowns y 4 intercepciones.

Su instinto y habilidad para manipular la bolsa de protección están intactos y eso hace más peligrosos a sus wide receivers, particularmente al novato Chase Claypool, quien ya tiene un touchdown de 84 yardas.

Pero no hay nadie más contento con el regreso de su quarterback que JuJu Smith-Schuster, quien tiene los mismos touchdowns (3) en siete juegos que en todo el 2019.

Ejecutivo del Año

Obviamente aquí no califican ni Jerry Jones, ni Bill Belichick. Esos dos deberían dedicarse única y exclusivamente a ser dueño y coach, respectivamente.

Nuestro Ejecutivo del Año es Jason Licht, gerente general de los Tampa Bay Buccaneers. Además de firmar a Tom Brady, Licht (y Brady) sacó del retiro al tight end Rob Gronkowski y recientemente corrió el riesgo con Antonio Brown, quien debutará con los Bucs la próxima semana.

En el Draft, Licht usó sus dos primeros picks para reclutar al tackle Tristan Wirfs y al safety Antoine Winfield Jr., ambos titulares desde la Semana 1.

A la defensiva, mantuvo intacto a uno de los mejores front seven de la liga cuando le puso el tag de Jugador Franquicia al linebacker Shaquil Barrett y luego recontrató al tackle Ndamukong Suh y al outside linebacker Jason Pierre-Paul.

Hoy Tampa Bay es probablemente el mejor equipo de la NFC y, por ende, contendiente al Super Bowl que, por cierto, se jugará en su casa.