MLB

Madison Bumgarner no está contento con regla de DH universal

El serpentinero zurdo batea para .177 de promedio en su carrera, con 19 cuadrangulares y 62 carreras impulsadas.

Madison Bumgarner
/ Icon Sportswire via Getty Images

Madison Bumgarner llegó esta agencia libre a los Diamondbacks para continuar con su carrera en los montículos de la Gran Carpa al firmar un contrato de cinco años y 85 millones de dólares. Al llegar a Arizona, el serpentinero se aseguró de poder estar cerca de sus caballos y de su rancho, pero también mantenerse en la liga Nacional donde aún podría disfrutar de desquitar la madera de vez en cuando.

Sin embargo, la temporada de baseball en medio de la pandemia de coronavirus cambió el número de encuentros a jugar, las actividades permitidas a los jugadores y el personal, el número de partidos, y el modelo de divisiones de la liga. Este año se trata de experimentar y efectuar la campaña a como dé lugar, y entre esos cambios también se decidió aplicar la regla del bateador designado para las novenas de la Liga Nacional. Nada bueno para MadBum.

"Obviamente lo que yo piense no importa realmente para ese acuerdo", dijo sobre la nueva medida de las Mayores. "Hago lo que se me dice. Me sentaré allí y lanzaré, y eso será todo por ahora. Creo que es allí por donde todos desean que se conduzca el juego, así que es lo que es”, señaló Bumgarner en entrevista para Steve Gilbert, de MLB.com.

Pocos lanzadores se han visto con la misma destreza en la caja de bateo como Madison Bumgarner. El as de los D-Backs, aparte de grandes momentos en el montículo como su salvamento de cinco entradas sin permitir carreras en el Juego 7 de Serie Mundial contra los Royals (2014), ha destacado a lo largo de su trayectoria por conectar también con la madera. Prueba de ello son sus 19 cuadrangulares en 594 turnos al bate (31.2) y sus 62 carreras remolcadas, así como un par de Bates de Plata (2014, 2015).

Calentando el brazo

Como en la postemporada, donde no conectó ningún hit en su carrera por enfocarse de lleno al montículo, Bumgarner se prepara para tomar únicamente el centro del diamante en el Chase Field. Para ello, el lanzador regresó a su hogar en North Carolina, donde estuvo entrenando, pero “con un poco más de intensidad”, anotó Gilbert.

“Intenté simplemente mantener la fuerza del brazo. No tuve ningún partido o siquiera simulados ni nada por el estilo. Sólo procuré mantener el brazo en forma y estar listo para lanzar. Las próximas tres semanas serán las más diferentes y las que más le afectarán a los muchachos. Tendremos que descifrar maneras de sobrellevar eso y asegurarnos de estar listos para el inicio de la campaña”, precisó el primero en el orden de la rotación abridora de Torey Lovullo.