NFL 2020

Power Ranking de coaches (I)

Tres entrenadores debutan en 2020 y esperan hacerlo como Matt Nagy o Matt LaFleur.

Matt Rhule, Dan Quinn y Brian Flores

El carrusel de head coaches es un modus operandi en la NFL. El famoso “Black Monday” no falla con los nombres de los entrenadores que son despedidos en el momento en que termina la campaña regular.

En 2020 hay tres coaches que debutan en la NFL y que esperan hacerlo como lo hizo Matt Nagy (Chicago) hace dos años o Matt LaFleur la campaña pasada con los Packers, es decir, con un boleto a Playoffs.

Nagy no pudo repetir la fórmula en 2019 y por eso aparece en nuestra primera parte del Power Ranking de los coaches.

Spoiler alert: todos los entrenadores debutantes aparecen en esta entrega, lo mismo que un coach que pudo vencer a los Patriots en el Super Bowl.

32.- Matt Rhule (Carolina Panthers)

Rhule es considerado un especialista en reconstrucciones de programas… colegiales. En sus más de 20 años de experiencia, sólo una temporada trabajó en la NFL: 2012 con los Giants, bajo el mando de Tom Coughlin.

Panthers inicia una reconstrucción y creen que en Rhule tienen al hombre adecuado.

31.- Joe Judge (New York Giants)

El nuevo coach de los Giants trabajó las ocho campañas más recientes con Bill Belichick en New England, básicamente a cargo de los equipos especiales y en 2019 también con los receptores.

Belichick y Nick Saban, coach de Alabama, se expresan muy bien de Judge, quien inició su carrera como coach en 2005 en Mississippi State; en 2009 se hizo cargo de los equipos especiales en el Crimson Tide y en 2012 llegó a los Patriots.

En 2020 debuta como head coach y realmente podremos saber qué aprendió del mejor.

30.- Kevin Stefanski (Cleveland Browns)

Stefanski también debutará como head coach en 2020. Su experiencia se limita a un solo equipo: los Minnesota Vikings, con los que trabajó desde 2006, como coordinador ofensivo y coach de quarterbacks, corredores y tight ends.

Llega a un equipo repleto de talento ofensivo y se esperan grandes cosas de los Browns, particularmente del ataque terrestre. En 2019 los Vikings terminaron sextos en la liga con un promedio de 133.3 yardas por tierra y fueron octavos en puntos por juego con 25.4.

29.- Zac Taylor (Cincinnati Bengals)

Taylor debutó la campaña pasada en probablemente el equipo con menos talento en la NFL. Y no solo eso. Los Bengals están en los ciernes de una reconstrucción, que iniciará de la mano del novato Joe Burrow, primera selección global del Draft virtual.

Taylor ganó un par de juegos en 2019 y es difícil juzgarlo con tan poco a su disposición. Cincinnati terminó en los últimos lugares en prácticamente todas las categorías ofensivas y defensivas. Con Burrow renace la esperanza, pero la gerencia general deberá ser paciente.

28.- Doug Marrone (Jacksonville Jaguars)

Después de aquella agradable sorpresa en 2017, cuando los Jaguars estuvieron a minutos de avanzar a su primer Super Bowl (perdieron en Foxborough), Jacksonville apenas ganó 11 juegos en las dos campañas más recientes y es obvio que Marrone perdió control del locker room.

De hecho, sorprende que haya regresado para una quinta temporada en Jacksonville. Su récord con los Jaguars es de 22-28 y solo en esa ocasión mencionada pudo llevarlos a Playoffs.

27.- Adam Gase (New York Jets)

Gase debutó el año pasado como coach de los Jets y la experiencia fue amarga dentro y fuera del campo.

New York firmó a Le’Veon Bell, pero llegó un momento en la campaña en la que los Jets se olvidaron de su mejor corredor y hasta se rumoró que el equipo quería usarlo como moneda de cambio en un trade.

Y no fue el único. También el safety Jamal Adams mostró molestia cuando se enteró, a través de la prensa, que los Jets querían mandarlo a otro equipo.

La ofensiva neoyorquina fue la peor de la NFL y la defensa siempre estuvo contra las cuerdas en un equipo que apenas promedió 17.3 puntos por partido, lo segundo más bajo en la liga.

En cuatro años como head coach en la NFL (tres con los Dolphins), Gase tiene récord de 30-34 y 0-1 en Playoffs.

26.- Matt Patricia (Detroit Lions)

Cuando llegó a Detroit, en 2018 como alumno de Bill Belichick, se suponía que Patricia le cambiaría la identidad a los Lions, poniéndole un énfasis a la defensiva.

En 2018, Detroit terminó décimo en cuanto a yardas permitidas, un gran salto con respecto a 2017 (27), pero el año pasado fue penúltimo de la NFL al aceptar 400 yardas por partido.

La lesión de Matthew Stafford no ayudó y los Lions terminaron con récord de 3-12-1 un año de pesadilla.

La de 2020 podría ser la última campaña de Patricia (9-22-1) si no tiene su primer récord ganador, y para ello necesita de la mejor versión de Stafford y que una renovada defensa finalmente se haga presente en Detroit.

25.- Anthony Lynn (Los Angeles Chargers)

Después de terminar con récord de 12-4 y eliminar a los Ravens en la primera ronda de los Playoffs, los Chargers finalmente cayeron en Foxborough en la Ronda Divisional de la campaña 2018. Las expectativas en 2019 eran muy altas y hubo incluso algunos expertos que pusieron a los Bolts como favoritos al Super Bowl.

La realidad fue otra. Apenas cinco triunfos en la última temporada de Philip Rivers con los Chargers.

El equipo de Lynn era competitivo, pero no supo cómo ganar los juegos cerrados y perdió nueve por un touchdown o menos.

Ahora no tiene a Rivers y tal parece que iniciará la campaña con el veterano Tyrod Taylor, aunque el novato Justin Herbert tendrá el apoyo de la afición y la prensa.

La de 2020 será la campaña que definirá a Lynn como head coach en la NFL.

24.- Brian Flores (Miami Dolphins)

Flores es otro ex alumno de Bill Belichick. Pasó 15 temporadas en New England, las últimas ocho como asistente defensivo.

Su debut como head coach en la NFL no fue nada sencillo, particularmente en una franquicia que se reconstruía “al vuelo”. Sin embargo, los Dolphins cerraron con tres triunfos en las últimas cinco semanas del calendario, incluido aquel en Foxborough, 27-24 sobre los Patriots de su exjefe.

Flores demostró ser un coach dispuesto a arriesgar con tal de ganar. No siempre le resultó, pero con un roster más robusto, en 2020 Miami debe ser competitivo en el Este de la AFC.

23.- Kliff Kingsbury (Arizona Cardinals)

Después de 11 años en las filas colegiales, los últimos seis como coach en Texas Tech, Kingsbury fue contratado por los Cardinals para iniciar una nueva era en Arizona, de la mano del joven Kyler Murray.

El resultado fue básicamente lo pronosticado: 5-10-1. Sin embargo, los Cardinals fueron un equipo competitivo, sobre todo en juegos divisionales. De hecho, tuvieron contra las cuerdas en dos ocasiones a los 49ers; ganaron en Seattle en la Semana 16 y perdieron en Los Angeles por un touchdown en la Semana 17 ante Rams.

Con la llegada de DeAndre Hopkins y mayor conocimiento de la ofensiva por parte de Murray, se espera que Kingsbury abra el playbook en 2020. Léase más dolores de cabeza en el Oeste de la NFC.

22.- Vic Fangio (Denver Broncos)

Fangio es un coach bien viajado que llegó a la NFL en 1986 y desde entonces solo se ausentó un año, cuando se fue como coordinador defensivo de la universidad de Stanford en 2010.

Volvió a las filas profesionales en 2011 con los 49ers y después de cuatro campañas con los Chicago Bears firmó como head coach en Denver el año pasado.

Los Broncos cerraron la campaña con cuatro victorias en las cinco últimas semanas del calendario y su única derrota fue en Kansas City, 27-23.

La defensa no fue Top 10, pero sí pasó del lugar 22 al 12 en yardas totales, y de 21.8 y 19.8 en cuanto a puntos permitidos de 2018 a 2019.

Con mayor estabilidad en la posición de quarterback, Fangio y los Broncos podrían ser uno de los equipos sorpresa en 2020.

21.- Matt Nagy (Chicago Bears)

Después de cinco años en Kansas City y cinco más en Philadelphia, todos bajo el mando de Andy Reid, Nagy debutó como head coach en 2018 con los Bears.

Y lo hizo con un espectacular récord de 12-4. Chicago fue eliminado en Playoffs por Philadelphia, cuando el intento de gol de campo (para ganar el partido) de 43 yardas de Cody Parkey pegó dos veces en los postes, a cinco segundos del final.

Pero en 2019, cuando Nagy se puso un poco más creativo con su ofensiva, su quarterback, Mitchell Trubisky, no respondió bien el cambio, amén de que la defensiva tampoco fue la misma sin Vic Fangio.

El resultado fue un mediocre y decepcionante 8-8, que forzó a la gerencia general a ponerle presión a Trubisky con la firma de Nick Foles.

Con Trubisky o Foles, Nagy está obligado a ganar en el Año 3.

20.- Bill O’Brien (Houston Texans)

En seis temporadas al frente de los Texans, O’Brien tiene récord de 52-44 y solo en una ocasión ganó menos de 9 juegos. Ha clasificado a Playoffs cuatro veces, pero su récord es de 2-4, incluida la derrota 51-31 en enero en Kansas City, donde su equipo ganaba 24-0 a 11 minutos del final de la primera mitad.

O’Brien es otro ex alumno de Bill Belichick (2007-2011) que se ha quedado corto y es sin duda el que ha tenido los equipos más talentosos, con uno de los mejores quarterbacks jóvenes (Deshaun Watson) y estrellas a la defensiva como J.J. Watt, Jadeveon Clowney, Whitney Mercilus y Tyrann Mathieu, entre otros.

19.- Frank Reich (Indianapolis Colts)

Reich llegó a Indianapolis en 2018 como un Plan B, luego de que Josh McDaniels faltó a su palabra y decidió quedarse como coordinador ofensivo de los Patriots.

En su primer año con los Colts ganó 10 juegos y uno más en Playoffs, pero a semanas de iniciar la campaña 2019 el quarterback Andrew Luck anunció abruptamente su retiro y dejó a Reich con Jacoby Brissett como única opción para comandar la ofensiva.

El resultado fue un 7-9 y un vacío en la posición más importante. Por ello el equipo firmó al veterano Philip Rivers en la agencia libre.

Reich y Rivers trabajaron juntos tres años en San Diego y el equipo confía en que puedan revivir viejas glorias.

Reich siempre llega a los partidos con un buen plan de juego y es “old-school” en el sentido de que prefiere correr el balón y ganar terreno con su defensiva.

18.- Bruce Arains (Tampa Bay Buccaneers)

Después de un año sabático, Arians regresó a la NFL en 2019 para tomar el timón del barco bucanero. Con Jameis Winston en los controles, su ofensiva fue la tercera en cuanto a yardas y primera por la vía aérea.

Pero Winston también fue una máquina de intercepciones y los Bucs terminaron la campaña 7-9, con cuatro triunfos en las seis últimas semanas del calendario regular.

En 2020, Arians tendrá a Tom Brady como quarterback y cara de la franquicia, que busca un boleto a Playoffs por primera vez desde 2007.

En casi siete campañas y 96 juegos como head coach, Arians tiene récord de 56-39-1, incluida una marca de 49-30-1 con los Arizona Cardinals, a los que llevó en dos ocasiones a la postemporada.

17.- Dan Quinn (Atlanta Falcons)

En la campaña 2016, detrás de una espectacular ofensiva, Quinn llevó a los Falcons al Super Bowl, que perdió ante los Patriots tras ir arriba 28-3. El infame 28-3 que sigue atormentando a los fans y a toda la ciudad de Atlanta.

En 2017 los Falcons regresaron a la postemporada y luego ligaron dos campañas con récord de 7-9.

La temporada pasada la iniciaron 1-7 y cerraron con cuatro triunfos en fila, incluido uno en San Francisco y uno en Tampa Bay.

El equipo le demostró lealtad y, ya eliminados, la única razón para ganar era salvar a su coach.

Ahora veremos si en 2020 Quinn es capaz de iniciar como cerró el 2019.