MIAMI DOLPHINS

Fitzpatrick y Tua son amigos y rivales en Miami

El choque de dos generaciones por un solo lugar detrás del centro de los Dolphins será una de las historias a seguir en la pretemporada.

Ryan Fitzpatrick
Maddie Meyer Getty Images

El sorprendente nivel de juego de Ryan Fitzpatrick estuvo a punto de descarrilar los planes de los Miami Dolphins de reclutar a su próximo quarterback franquicia en el draft. Ahora, el pasador de 38 años también podría tener en sus manos la posibilidad de demorar la presentación de Tua Tagovailoa en el sur de Florida.

Acusando los efectos estéticos de una implacable cuarentena, que encaja perfectamente con su look desaliñado de varias temporadas, el egresado de Harvard sabe bien lo que le espera para la siguiente temporada, en esencia, lo mismo que durante toda su carrera de 15 años en la NFL: Competir por tiempo de juego.

Reconocido a lo largo de su carrera tanto por su profesionalismo y su influencia positiva en el vestuario como por su capacidad para arrebatar titularidades, Fitzpatrick declaró el jueves que está más que contento con ser mentor del que, a todas luces, será su sucesor detrás del centro de Miami. Pero “Fitzmagic” no está dispuesto a ceder el puesto sin luchar.

“Sé que para que nuestro equipo sea exitoso, nuestra sala de quarterbacks tiene que ser exitosa”, dijo Fitzpatrick al Miami Herald. En ese sentido, ambos ya han iniciado sesiones de videollamadas en los que el veterano le comparte conceptos de la ofensiva de Chan Gailey.

Que Fitzpatrick sea un buen compañero no significa que esté dispuesto a calentar la banca.

“Quiero estar en el campo los domingos”, reiteró.

Esa parte será un poco más complicada tomando en cuenta las enormes esperanzas que el equipo tiene puestas en Tagovailoa y la enorme popularidad con la que llegó el egresado de Alabama a Miami, convirtiéndose desde el primer mes en el jugador con más camisetas vendidas, ocupando los dos primeros puestos de la lista.

Sin embargo, Fitzpatrick tiene varias cosas a su favor en la lucha por la titularidad. Primero, un antecedente ganador en el sistema del coach Brian Flores y el coordinador Gailey, al llevar a los Dolphins a cinco triunfos la temporada pasada, que son más o menos cinco victorias más de las que se esperaba de Miami.

Segundo, Fitzpatrick tiene dos cosas que Tagovailoa no tiene. Experiencia y salud. Con el proceso de reconstrucción aún en sus primeras etapas, los Dolphins no parecen tener una enorme urgencia de comenzar a ganar de inmediato, dándole valioso tiempo a Tua para estar 100% recuperado de sus múltiples dolencias (cadera, pierna) y poder absorber plenamente el libro de jugadas.

Sin embargo, no sería la primera vez que Fitzpatrick envía a la banca a una alta selección del draft que debía ser el titular indiscutible, lo hizo el mismo año pasado en Miami con Josh Rosen y previamente también repitió el truco con Jameis Winston en Tampa y con Geno Smith en los Jets.