NFL 2020

Los mejores quarterbacks por equipo: 24-17

Los novatos reclutados con los picks 5 y 6 iniciarán la campaña como suplentes, pero eso podría cambiar rápidamente.

Justin Herbert, Tua Tagovailoa

Tua Tagovailoa y Justin Herbert son dos novatos que aparecen esta segunda entrega de los mejores quarterbacks por equipo.

A menos que algo extraordinario suceda, ambos iniciarán sus carreras profesionales en la banca, pero sabemos que los pasadores elegidos en la primera ronda tarde o temprano son forzados a jugar, estén listos o no.

24.- LOS ANGELES CHARGERS

Tyrod Taylor, Justin Herbert, Easton Stick

Después de 16 temporadas y 224 juegos, finalmente los Chargers le dijeron adiós a Philip Rivers, que en 2019 vivió la que probablemente ha sido su peor campaña como profesional.

El puesto de titular le pertenece a Tyrod Taylor, quien están en su segundo año en el equipo.

En los tres años de Tyrod Taylor en Buffalo, el mariscal de campo mantuvo marca de 22-20 como titular.

Taylor inició su carrera en 2011 con Baltimore; en 2015 llegó a Buffalo y en tres temporadas fue titular de los Bills, llevándolos a Playoffs en 2017, su último año con el equipo.

En Cleveland (2018) no tuvo muchas oportunidades debido a la presencia de Baker Mayfield, y con los Chargers supo ser paciente y esperar a este momento.

Taylor es un quarterback capaz, no solo de ganarse la confianza de sus compañeros de equipo y coaches, sino de llevar a los Chargers de regreso a la postemporada.

Para ello, sin embargo, se necesita paciencia y no sabemos cuánta es la urgencia de los Chargers por debutar al novato Justin Herbert.

Herbert fue la sexta selección global del Draft 2020 y habrá presión de todos lados para verlo en el campo cuanto antes.

Sus dos últimas campañas en Oregon fueron impresionantes, con un total de 6,623 yardas, 61 touchdowns y apenas 14 intercepciones.

Es un chico muy inteligente y se espera que muy rápido se aprenda el libro de jugadas. Si tiene una buena pretemporada, la presión comenzará desde temprano y es muy probable que Herbert mande a la banca a Taylor en la primera mitad del calendario.

Easton Stick fue una selección de quinta ronda en el Draft 2019; no le fue bien en la pretemporada, que terminó con un touchdown, cuatro intercepciones y rating de 44.1.

Quedarse en el roster de los 53 jugadores debe ser su principal objetivo.

23.- LAS VEGAS RAIDERS

Derek Carr, Marcus Mariota, Nathan Peterman

Es cierto que Derek Carr mejoró en su primer año bajo las órdenes de Jon Gruden. Pero también es cierto que en seis años con los Raiders, Carr únicamente tiene una campaña con récord ganador, y fue en 2016, cuando terminó 12-3, pero se lesionó en el penúltimo juego de la temporada.

Excepto ese 2016, Carr no ha podido ganar más de siete juegos en una temporada y su marca de 39-55 como titular lo dice todo.

En 2019, Carr fue segundo en la liga con un porcentaje de pases completos de 70.4%, el más alto en su carrera y el más el alto en la historia de la franquicia.

Pasó para 4,054 yardas y se convirtió en el primer quarterback de los Raiders con más de 4,000 yardas en campañas consecutivas.

Pero Carr tiene que demostrar que puede llevar a los Raiders a Playoffs en su primera temporada en Las Vegas, y por ello el gerente general, Mike Mayock, firmó a Marcus Mariota para ponerle presión.

En 61 partidos iniciados en Tennessee, Mariota pasó para 76 touchdowns y 44 intercepciones, además de anotar 11 ocasiones por la vía terrestre.

Mariota perdió la titularidad en Tennessee después de seis juegos y solo dos triunfos en 2019. Terminó su paso por los Titans con marca de 29-32 y llevó al equipo a Playoffs en 2017.

El cambio de aires podría venirle bien a Mariota, quien tiene apenas 26 años.

Nathan Peterman pasó dos temporadas con los Buffalo Bills y es mejor recordado por aquel infame juego en el que sufrió cinco intercepciones, contra los Chargers en 2017.

Sus chances por la titularidad son mínimas.

22.- MIAMI DOLPHINS

Ryan Fitzpatrick, Tua Tagovailoa, Josh Rosen, Jake Rudock

El futuro de la franquicia ha llegado, pero es posible que tenga que esperar.

Ryan Fitzpatrick es el titular de facto en Miami, tras una campaña en la que inició 13 juegos y ganó cinco, incluidos los dos últimos del calendario, ante Cincinnati y en Foxborough contra los Patriots.

En ese partido en New England, el veterano de 37 años lanzó el balón en 41 ocasiones y terminó con 320 yardas, teniéndole ningún respeto a Stephon Gilmore, el Defensivo del Año.

Fitzpatrick está por iniciar su campaña 16 en la NFL; Miami es su octavo equipo en la NFL y nunca ha jugado un partido de playoff.

Con la quinta selección global del Draft 2020, los Dolphins reclutaron a Tua Tagovailoa, el ex quarterback de Alabama que sufrió una horrible lesión en la cadera a mediados de la campaña pasada.

En tres años con el Crimson Tide, este zurdo completó 69.3% de sus envíos y terminó con 7,442 yardas, 87 touchdowns y solo 11 intercepciones.

Tagovailoa es el primer mariscal de campo seleccionado por Miami en primera ronda desde que Ryan Tannehill fue tomado por los Dolphins como octavo pick global en 2012.

Tagovailoa es el futuro de la franquicia, pero quizá lo mejor sea dejarlo en la banca todo un año, ayudarlo a sanar al 100% y que aprenda la ofensiva de Chan Gailey.

Sin embargo, el coach Brian Flores tendrá la presión desde la Semana 1 por debutar a Tua y quizá veamos al joven hawaiano más temprano que tarde en 2020.

Josh Rosen está a cinco minutos de ser oficialmente un “bust” en la NFL. Arizona lo convirtió en la décima selección global en 2018, proveniente de UCLA, y un año después los Cardinals lo mandaron a Miami en un canje durante el Draft.

Inició tres juegos con los Dolphins la campaña pasada y perdió los tres, con un solo pase de touchdown, cinco intercepciones y 16 capturas. Su récord en dos años es de 3-13 y no se ve cómo puedan cambiar las cosas este año.

Rosen peleará por el tercer puesto con Jake Rudock, quien regresa para una segunda campaña en Miami.

En la pretemporada 2019, Rudock puso números decentes, con 70.8% de efectividad, 366 yardas, 3 touchdowns y una intercepción.

Cuando llegue el último corte en septiembre, será Rosen o Rudock.

21.- DENVER BRONCOS

Drew Lock, Jeff Driskel, Brett Rypien, Riley Neal

La tradicional búsqueda anual de quarterback en Denver parece que ha terminado. Al menos por un tiempo.

John Elway no tuvo que perder tiempo ni en la agencia libre, ni en el Draft para encontrar a su pasador titular, porque ese es Drew Lock.

Lock, selección de segunda ronda de los Broncos en 2019, inició los últimos cinco juegos de la campaña; ganó cuatro y en la Semana 14 se convirtió en el primer novato en la era del Super Bowl que pasa para al menos 300 yardas y tres touchdowns en su primer juego como visitante, en Houston.

Lock debutó con un triunfo en la Semana 13 ante los Chargers, sin la ayuda defensiva de Von Miller, y completó el 64.3% de sus pases para 134 yardas, dos touchdowns y una intercepción.

Se espera mucho de Lock en 2020, y más después de que Elway usó sus dos primeras selecciones colegiales en los receptores Jerry Jeudy (Alabama) y KJ Hamler (Penn State).

Una buena campaña de Lock y en enero podríamos hablar del regreso de los Broncos a los Playoffs por primera vez desde 2015, cuando ganaron el Super Bowl 50 de la mano de Peyton Manning.

Jeff Driskel llega a Denver tras un año y tres juegos como titular en Detroit. Fue reclutado en la sexta ronda del Draft 2016 por los San Francisco 49ers y en 2018 inició cinco partidos con los Cincinnati Bengals. Su récord es de 1-7.

Driskel mostró algunas buenas cosas el año pasado con unos mediocres Lions, particularmente contra Dallas, cuando terminó con rating de 109.3.

Brett Rypien es sobrino de Mark Rypien, MVP del Super Bowl XXVI con los Washington Redskins. Llegó a Denver como novato agente libre en 2019 y jugó en tres partidos de pretemporada, que terminó con un decente 61.4% de efectividad, pero con dos intercepciones contra un solo pase de touchdown.

Riley Neal fue firmado este año como novato agente libre. Jugó cuatro campañas en Ball State y cerró su carrera colegial en Vanderbilt, donde pasó para 1,585 yardas, con 9 envíos a las diagonales y 5 intercepciones.

Rypien y Neal competirán por el puesto de QB3 en Denver.

20.- LOS ANGELES RAMS

Jared Goff, John Wolford, Josh Love, Bryce Perkins

Aunque Jared Goff fue tercero en la NFL con 4,638 yardas la campaña pasada (primer quarterback en la historia de los Rams con dos temporadas consecutivas de 4,500 o más), la realidad es que el joven pasador fue tan decepcionante como todo el equipo del coach Sean McVay.

Sus touchdowns-intercepciones pasaron de 32-12 en la campaña de Super Bowl a 22-16 en 2019.

McVay es responsable de este retroceso pues abandonó el juego terrestre y forzó a Goff a lanzar el balón en 626 ocasiones, lo más alto en la NFL el año pasado, junto con Jameis Winston.

Goff, de 26 años, goza del tercer contrato más lucrativo en la posición del mariscal de campo, al igual que Aaron Rodfers, con un salario anual de 33.5 millones de USD.

Goff no es un “gunslinger” y necesita que la ofensiva de los Rams sea más balanceada para tener un mejor rendimiento. Con la partida de Todd Gurley, ahora el novato Cam Akers podría ser el hombre que le quite presión a la primera selección global del Draft 2016.

John Wolford firmó el año pasado como novato agente libre, proveniente de Wake Forest. En la pretemporada tuvo poca actividad, pero mostró algunas cosas buenas, especialmente en los dos últimos juegos, en los que completó sus tres pases a las diagonales.

Josh Love es un novato de San José State no seleccionado en el Draft. Su última campaña con los Spartans fue la mejor, con 60.9% de efectividad, 3,923 yardas, 22 touchdowns y 8 intercepciones.

Love es especialista en pases de más de 25 yardas y será interesante verlo en su debut en la NFL.

Bryce Perkins también es un rookie, que jugó sus dos últimas campañas colegiales en Virginia, donde completó 64.5% de sus envíos y sumó 6,210 yardas, con 47 touchdowns y 21 intercepciones.

Perkins es un quarterback-corredor, que en 2019 totalizó 769 yardas y 11 anotaciones por tierra. Su mecánica nos recuerda a Robert Griffin III.

Love y Perkins tendrán una buena competencia para quedarse en el roster de 53 jugadores en septiembre.

19.- ARIZONA CARDINALS

Kyler Murray, Brett Hundley, Drew Anderson, Chris Streveler

Kyler Murray, ganador del Heisman y primera selección global del Draft 2019, fue nombrado Novato Ofensivo del Año tras completar 64.4 por ciento de sus pases, para 3,722 yardas, con 20 touchdowns, 12 intercepciones y rating de 87.4. También sumó 544 yardas y cuatro anotaciones por tierra.

Dos de sus mejores juegos fueron ante los San Francisco 49ers; aunque ambas fueron derrotas, Murray completó 71.9% de sus envíos para 391 yardas, cuatro touchdowns, sin intercepciones y rating de 114.0, con 101 yardas y una anotación por la vía terrestre.

Murray vivió su primera campaña en la NFL detrás de una de las peores líneas ofensivas de la liga y fue capturado en 48 ocasiones, lo más alto junto con Matt Ryan y Russell Wilson.

Con mejor protección y la sorpresiva llegada de DeAndre Hopkins, uno de los mejores receptores de la NFL, y el explosivo novato JoJo Ward, Murray podría tener un Año 2 espectacular.

Brett Hundley regresa para su segunda campaña con los Cardinals. Fue una selección de quinta ronda en el Draft 2016 y alguna vez mostró promesa con los Packers. Inició nueve juegos en Green Bay en 2017 y terminó con récord de 3-6, nueve touchdowns y 12 intercepciones.

No parece ser la solución en caso de que Murray se lesione.

Hundley, que solo apareció en tres encuentros para los Cardinals, completó cinco pases y fue capturado en dos ocasiones en 2019.

Drew Anderson fue firmado el año pasado como novato agente libre. Jugó en tres partidos en la pretemporada, pero no pasó gran cosa con él: 206 yardas, 56.3% de efectividad, dos touchdowns y una intercepción.

Chris Streveler es un novato agente libre que pasó sus dos últimas campañas en el football universitario en South Dakota y ayudó a los Winnipeg Blue Bombers a ganar la Grey Cup el año pasado en la liga canadiense.

Streveler pasó para 1,564 yardas y 8 touchdowns, pero fue el líder de los Blue Bombers con 12 anotaciones por la vía terrestre (726 yardas en la campaña).

Sus posibilidades de quedarse en la NFL son remotas, pero Streveler es un jugador de muchos riñones que sorprenderá a más de uno en Arizona.

18.- CAROLINA PANTHERS

Teddy Bridgewater, Will Grier, P.J. Walker

Carolina le puso fin a la era de Cam Newton y en la agencia libre no perdió tiempo para firmar a Teddy Bridgewater.

Bridgewater registra cinco regresos en su carrera, así como seis series ofensivas ganadoras.

Bridgewater revivió su carrera el año pasado con los Saints. Suplió durante cinco semanas al lesionado Drew Brees y terminó con marca de 5-0, 1,384 yardas, 9 touchdowns y dos intercepciones.

Bridgewater no solo mostró dominio de la ofensiva de Sean Payton, sino liderazgo, y ello le valió firmar con Panthers por tres años y 63 millones de dólares, 30 de ellos garantizados.

Su récord como titular es de 22-12 y en Carolina tendrá su primera oportunidad como abridor desde 2015, cuando estaba con los Vikings.

Obviamente en Carolina no tiene a un Michael Thomas, pero DJ Moore mejoró notablemente el año pasado y sabemos lo que Christian McCaffrey puede aportar en el ataque aéreo.

Panthers seleccionó a Will Grier en la tercera ronda del Draft 2019. Inició los dos últimos juegos la campaña pasada, ante Indianapolis y New Orleans; perdió ambos y terminó sin pases de touchdown y cuatro intercepciones.

Grier está muy verde para la NFL y lo mejor para Carolina es no tener que usarlo a corto plazo.

P.J. Walker llegó a la NFL en 2017 como novato agente libre, firmado por Indianapolis. Fue cortado y recontratado por los Colts en tres ocasiones, siempre para terminar en la escuadra de prácticas. Este año llegó a Carolina y nuevamente sus chances de quedarse en el roster de 53 jugadores son mínimas.

17.- TENNESSEE TITANS

Ryan Tannehill, Logan Woodside, Cole McDonald

Ryan Tannehill fue una de las mayores sorpresas y mejores historias que dejó la campaña 2019.

Tras seis años sin pena ni gloria en Miami, Tannehill llegó a los Titans como suplente de Marcus Mariota. Pero, después de seis juegos, el coach Mike Vrabel mandó a la banca a Mariota y nombró titular a Tannehill.

El veterano no desperdició la oportunidad y tuvo la que sin duda ha sido su mejor campaña en la NFL: terminó como líder de la liga con rating de 117.5, el cuarto más alto en la historia, y también fue primero en la liga con promedio de 9.59 yardas por pase.

Con Derrick Henry en el backfield, Tannehill se convirtió en un maestro del play-action y entre las Semanas 12 y 14 igualó a Aaron Rodgers (2011) como los únicos quarterbacks que completan 75% de sus envíos, con un rating de 130 o mayor en tres juegos consecutivos.

Se especuló que Tennessee firmaría a Tom Brady en la agencia libre, pero lo que hizo el equipo fue darle a Tannehill un contrato por cuatro años y 118 millones de dólares.

Los Titans se quedaron a un triunfo del Super Bowl, así que las expectativas no pueden ser más altas para Tannehill y compañía.

Logan Woodside regresa para su segunda campaña en Tennessee. En 2019 tuvo una sólida pretemporada, con 60.5% de efectividad, 539 yardas, cuatro touchdowns, sin intercepciones y rating de 99.6.

Aunque le falta experiencia, el equipo confía en que puede ser el suplente de Tannehill.

Cole McDonald fue seleccionado en la séptima ronda del Draft 2020. Jugó tres años en Hawaii y terminó su carrera colegial con 8,032 yardas, 70 touchdowns y 24 intercepciones.

McDonald es un “gunslinger” que operó en una ofensiva RPO (run-pass-option). También puede hacer jugadas con las piernas y como muestra están sus 880 yardas y 12 anotaciones por tierra.

Será divertido verlo en la pretemporada.