NFL

Von Miller detalla lo que es padecer COVID-19

El estelar linebacker de los Broncos está de regreso en su preparación luego de 17 días de tratamiento contra el coronavirus.

Estados Unidos
0
Von Miller con los Broncos
Dustin Bradford Getty Images

Dentro del terreno de juego, por lo general es Von Miller el que inflige temor. Ahora que recibió diagnóstico ─y se recuperó─ del COVID-19, el estelar linebacker de los Denver Broncos pudo sentir lo que siente el quarterback rival cuando lo ve en el emparrillado: temor.

Al diagnóstico de una enfermedad que ha cobrado más de 80,000 vidas tan sólo en Estados Unidos en lo que va del año, hay que sumarle el hecho de que Miller padece de asma, lo que convirtió su experiencia con el COVID-19 en una pesadilla, como lo relató en una entrevista al Washington Post publicada el miércoles.

“No podía respirar. Sufro de asma, pero esto es peor que un ataque de asma, sentía que mis pulmones se estrechaban”, contó el tres veces designado All-Pro. “Eso fue lo más aterrador. Ir a dormir sabiendo que mis niveles de oxígeno podían caer y tendría que despertar para ir al hospital”.

Eso, por fortuna, nunca sucedió y Miller completó su tratamiento sin la necesidad de tener que acudir al hospital. Eso, sin embargo, no significa que haya sido una experiencia placentera. Siendo un atleta de alto rendimiento, con fuerza física, mentalidad y disciplina por encima del promedio nacional, Miller enfrentó el virus con cierta ventaja, lo que impidió que desarrollara síntomas más graves.

“No diría que pensé en que iba a morir o nada de eso”, reconoció. “Pero si me cruzó un poco por la mente”.

Miller, quien a la fecha aún desconoce dónde o cómo fue que contrajo la infección, dijo que siempre tomó con seriedad la pandemia y que los síntomas, sin duda alguna, lo inquietaron.

“Realmente no tienes sentido del gusto. Realmente no tienes sentido del olfato. Así que eso te arruina el apetito y no puedes comer como deberías”, comentó sobre su padecimiento. “Los primeros cuatro o cinco días, realmente estaba nervioso”.

El Defensivo del Año de 2011 espera que su experiencia sirva de advertencia para algunos de sus colegas alrededor de la NFL, quienes no piensan que la existencia del virus sea real, por lo que les recomienda que mantengan las normas de distanciamiento social.