NFL

Jaguars no eligen opción de quinto año de Leonard Fournette

Como si la salida de piezas como Jalen Ramsey o Dante Fowler no fuera suficiente, ahora Jacksonville podría despedirse del running back para 2021.

Estados Unidos
0
Leonard Fournette con los Jaguars

Mientras los Chiefs quieren continuar el idilio que han conseguido con Patrick Mahomes, los Jaguars parecen interesados en desprenderse del running back que reclutaron en la primera ronda del Draft 2017.

El pasado viernes ESPN informó que Jacksonville declinó hacer válida la cláusula de quinto año en el contrato de Leonard Fournette. Lo anterior implica que al término de la campaña de 2020 el egresado de LSU podrá probar suerte en la agencia libre.

Para la próxima temporada, la cual tendrá un calendario oficial el próximo 9 de mayo, Fournette tendrá un ingreso de 4.16 millones de dólares en efectivo (aunque un impacto en el tope salarial de 8.63 millones USD), la última parte de un contrato de cuatro años y 27.15 MDD que firmó tras ser reclutado con la cuarta ronda global del draft de hace tres años.

Con este movimiento parece que la relación entre el corredor y la organización de Duval ha quedado totalmente fracturada y se podría inferir que puede ser una represalia por parte de la familia Kahn tras declarar que preferiría tener a Cam Newton como el titular de los Jaguars.

Colmó la paciencia del equipo

Pero el incidente que también involucró a Gardner Minshew es solo uno más a la larga lista de inconvenientes que ha vivido Fournette en tan solo tres temporadas en el TIAA Bank Field.

En su año de novato fue suspendido por un partido tras abandonar prematuramente un encuentro y no asistir a la cita para la foto de equipo. Asimismo, era multado constantemente por llegar tarde a los entrenamientos y no aprenderse el libro de jugadas del equipo.

Un año más adelante los problemas se derivaron de una lesión en el tendón de la corva que lo marginó por seis juegos durante el inicio de la campaña. Además, volvió a recibir una suspensión, ahora por pelear con Shaw Lawson, en ese momento con los Bills.

Finalmente, para 2019 fue detenido por manejar con una licencia suspendida y se mostró frustrado con el poco contacto que tuvo con el balón en algunos encuentros durante la campaña.