Coronavirus

Donald Trump asegura que reanudará sus viajes la próxima semana

El mandatario aseguró que a pesar de la pandemia de coronavirus, ya se prepara para reanudar sus viajes y adelantó que visitará Arizona la semana entrante.

Donald Trump asegura que reanudará sus viajes la próxima semana
MANDEL NGAN AFP

La pandemia de coronavirus no detendrá los viajes de Donald Trump al interior de los Estados Unidos, así lo dio a conocer el propio mandatario norteamericano, quien aseguró que la semana entrante reanudará sus viajes y visitará Arizona, para reanudar su campaña con miras a las elecciones presidenciales en donde buscará su reelección en noviembre próximo.

Aunque Trump aseguró que espera eufóricos actos de campaña, dijo que su visita a Arizona se enfocará en la recuperación económica que el país necesita, tras la crisis que se avecina por la pandemia de coronavirus y aseguró que es muy pronto para realizar eventos multitudinarios en territorio estadounidense.

Esperemos que en un futuro no muy lejano tengamos algunos actos masivos y que las personas estén sentados una al lado de la otra. No me puedo imaginar un acto donde hay una persona cada cuatro asientos, eso no se vería muy bien”, comentó el mandatario en conferencia de prensa.

De igual forma, el mandatario adelantó que pronto visitará Ohio, uno de los estados que volverá a ser clave y en el que buscará consolidarse en la elección presidencial de noviembre próximo, en la que buscará la reelección ante el candidato demócrata, Joe Biden.

Reforzarán medidas migratorias

Por otro lado, Trump reveló que se endurecerán las medidas migratorias en vuelos internacionales con el fin de evitar la propagación del COVID-19 y aunque no dio a conocer cuáles serían las nuevas medidas, adelantó que se realizarán pruebas y controles de temperatura al entrar a la Unión Americana.

“Estamos estudiando hacerlo en vuelos internacionales que vienen de zonas que están muy infectadas. Lo vamos a estudiar en un futuro muy cercano”, admitió Trump, quien además adelantó que estas medidas serían impuestas entre el gobierno federal y las propias aerolíneas.