NFL Draft

Tua Tagovailoa: Ventajas y riesgos de tomarlo en primera ronda

El exquarterback de Alabama lucía como la primera selección global antes de la campaña de 2019 pero una aparatosa lesión lo quitó de los reflectores.

Estados Unidos
0
Tua Tagovailoa con Alabama
Butch Dill

En una clase cargada de talento en la posición de quarterback como lo es la de 2020, Tua Tagovailoa es una de las apuestas más atractivas para el Draft (y todo apunta a que será reclutado en las primeras 10 selecciones). Sin embargo, ¿qué puede esperar el equipo que reclute al mariscal de campo hawaiano?

Ventajas

De acuerdo con el reporte de scouteo de la NFL, Tagovailoa es un magnífico pasador que tiene un radio de 8 pases de anotación por intercepción (87 envíos por 11 picks en la NCAA). Añade precisión y consistencia al momento de lanzar el balón en el corto y mediano rango.

Asimismo, los visores detallan que cumple los parámetros de los nuevos quarterbacks de la NFL que son una amenaza doble (como Lamar Jackson) y argumentan que lo complementa con una buen trabajo de pies.

Además, cabe señalar que Tagovailoa sabe jugar partidos importantes. En 2017 suplió a Jalen Hurts en la segunda parte del CFP Championship Game frente a Georgia y le entregó el título a Alabama ─sin mencionar que en 2018 regresó al juego final de la NCAA, aunque cayó a manos de Clemson.

Debilidades

La principal preocupación que existe en torno a Tua es la lesión de cadera que sufrió en la campaña de 2019 ─de la cual se ha mencionado no ha terminado de sanar del todo─, lo cual está aunada a un par de operaciones de tobillo. No obstante, los reportes indican que la fractura no afectará su desempeño dentro de la NFL.

Otro elemento que podría desalentar a los equipos es su tamaño. Según información de la liga Tagovailoa tiene una envergadura de 6 pies (1.83), muy por debajo del 6'3" de Joe Burrow (1.91) o el 6'6" de Justin Herbert (1.98). Sin embargo, cabe señalar que complementa su baja estatura con una mano de 10 pulgadas (25.4 centímetros).

Finalmente, se menciona que el pasador de 22 años deberá pulir sus lecturas pues en ocasiones obliga a los receptores a buscar más separación de la debida con su marca