MLB

Rizzo teme jugar en diciembre: Pondría en peligro dos campañas

El primera base de Chicago Cubs considera que la temporada puede llevarse a cabo, pero tiene varias dudas acerca de cómo funcionaría.

Anthony Rizzo

La Major League Baseball pasa por un momento de incertidumbre, como muchas otras instituciones e individuos. La pandemia por coronavirus ha atrasado al momento tres semanas el inicio de la liga y éste está planeado para que regrese a mediados de mayo.

Teniendo presente aquello y con el balance de cuentas en números rojos, la liga se ha dedicado a idear sin discriminar en primera instancia las posibles soluciones para jugar pelota en la campaña 2020.

Uno de los planes de conocimiento público al momento es realizar toda la temporada en Arizona, casa de la Cactus League en el Spring Training. Hay parques de pelota en el área, se encuentra el Chase Field de los Diamondbacks, y el gobernador de ese estado, Doug Ducey, ya mostró su interés por llevarlo a la práctica y confirmó que existen los medios para hacerlo posible.

Dicha idea no contemplaba a las familias en la concentración con lo jugadores. Ante ello y otros aspectos del plan algunos se han mostrado a favor, otros en contra, pero también están los peloteros que aprueban ciertas medidas pero esperan mejorías en la planificación, como es el caso del primera base de Chicago Cubs, Anthony Rizzo.

Aislamiento de las familias, un obstáculo

“Creo que será difícil decirle a hombres adultos con vidas establecidas que se mantengan en un hotel y que no estén con sus familias. ¿Le dirán a Kris Bryant que no podrá ver a su bebé por cuatro meses y medio?”, cuestionó el toletero sobre uno de los principales obstáculos que han mencionado los jugadores, el aislamiento de sus respectivas familias.

Ante la sugerencia de Ken Rosenthal, de The Athletic, el jugador reestructuró su respuesta al oír que tal medida podría durar solo seis semanas.

“Seis semanas podría funcionar”, replanteó Rizzo. “Es simplemente la logística. Los trabajadores del hotel, la gente que prepara el campo, los camarógrafos. Puede realizarse, creo que se podría. Pero la salud y los salarios, ¿cómo se manejará todo ello? ¿No nos pueden pagar completamente, no es así?”.

Actualmente las Ligas Mayores y los atletas tienen un acuerdo normativo de cara a la campaña 2020. Un reporte previo de Rosenthal sugiere que la MLB podría pedirle a los jugadores reducir sus salarios al no generar las ganancias por las entradas, algo que prohibirá Donald Trump, presidente de Estados Unidos, según mencionó.

Rizzo, como muchos otros, quiere jugar este año, pero analiza los posibles efectos que ello conllevaría.

“Al jugar en noviembre y diciembre, estás poniendo en peligro estar listo para la siguiente campaña. Quiero jugar, pero no quiero poner en peligro dos años de baseball”, sentenció Rizzo, que entrará a su décimo año en la liga con 30 años.