Temas del día Más temas

PICKS

La defensa de los 49ers hará más jugadas grandes

Sólo un visitante ganará en la Ronda Divisional, nos dice Iván Pirrón en sus picks.

Defensa de 49ers
Alika Jenner AFP

Únicamente un local sobrevivió en los juegos de Wild Card. Fueron los Texans y tuvieron que venir de un déficit de 16 puntos para vencer a los Bills.

En los Juegos Divisionales los cuatro equipos que juegan en casa son favoritos en Las Vegas, pero dudo que todos ganen.

Mucho ojo también con aquellos que terminaron sextos en la siembra: Minnesota y Tennessee.

Desde 2013, los equipos que clasificaron como sextos a los Playoffs tienen récord de 10-4 en juegos de Wild Card, pero ninguno pudo ganar en la Ronda Divisional.

¿Los últimos que pudieron avanzar al Juego de Campeonato? Packers y Jets en 2010.

New York cayó en Pittsburgh, pero Green Bay derrotó a los Chicago Bears y dos semanas después venció a los Steelers en el Super Bowl.

¿Podrán Vikings o Titans repetir la historia?

Vamos a los picks de la Ronda Divisional:

MINNESOTA EN SAN FRANCISCO (-7)

Sexta ocasión que se enfrentan en postemporada. Los 49ers lideran 4-1 la serie, pero la última vez que se se enfrentaron fue en enero de 1998, cuando San Francisco se impuso 38-22 en un juego Divisional.

Los Vikings dieron la gran sorpresa de los juegos de Wild Card al derrotar a los Saints en New Orleans, gracias a una sólida defensiva, a una gran actuación de Dalvin Cook y al exorcismo de los fantasmas y demonios de Kirk Cousins.

El quarterback de los 84 millones de dólares finalmente ganó un partido de postemporada. Las estadísticas (19 de 31, 241 yardas, un touchdown) no dicen mucho, pero Cousins completó los dos pases más importantes del juego: primero un bombazo de 43 yardas con Adam Thielen y luego el envío a las diagonales a Kyle Rudolph, ambos en el tiempo extra.

Para dar una nueva sorpresa en San Francisco, el equipo del coach Mike Zimmer necesita exactamente la misma fórmula.

En New Orleans, los Vikings corrieron el balón 40 veces, incluidas 28 de Cook, quien generó 94 yardas y dos touchdowns.

La defensa contra la carrera de los Niners fue la decimoséptima en la campaña regular, al aceptar 112.6 yardas por juego. Así que van a tener que aplicarse.

Correr desde el principio del juego ayudará a Cousins en el play action para buscar la jugada grande con Thielen o Stefon Diggs ante una agresiva defensa de San Francisco.

El novato Nick Bosa, el linebacker Fred Warner y Richard Sherman son los líderes en los tres niveles de esa defensiva, y los tres serán clave en este juego.

Cuando los Niners tengan el balón, Jimmy Garoppolo enfrentará a una defensa que le hizo la vida de cuadritos a Drew Brees, con Danielle Hunter y Everson Griffen combinándose para tres capturas.

“Jimmy G” ha demostrado que sabe cómo lidiar con la presión, pero la línea ofensiva debe darle tiempo para buscar a sus receptores, principalmente a Emmanuel Sanders y el novato Deebo Samuel.

Por supuesto, no hay que olvidar al tight end George Kittle, quien sostendrá un duelo interesante con el safety Harrison Smith.

El pick: La defensa de San Francisco fue la octava en puntos permitidos por juego con 19.4; la de Minnesota fue la quinta, con 18.9. Este debe ser un juego de pocas anotaciones, en el que los intercambios de balón van a magnificarse y los equipos especiales tendrán la última palabra. 49ers 20-17 Vikings

TENNESSEE EN BALTIMORE (-9.5)

Se han enfrentado tres veces en Playoffs y los Ravens han ganado dos, el más reciente en enero de 2009 (13-10 en Tennessee).

Frente a frente, los dos equipos que mejor corren el balón en esta liga.

Los Ravens generaron 3,296 yardas terrestres, un nuevo récord en la NFL. Promediaron 206 por juego, el primer equipo desde 1977 (Chicago Bears) con más de 200 yardas por partido.

Mil 206 yardas fueron cortesía de Lamar Jackson, quien puede convertirse no en el siguiente Michael Vick, sino en el Michael Jordan de la NFL.

Jackson lo puede hacer todo, pero es probable que tenga que hacer un poco más el sábado en la noche, porque Mark Ingram (1,018 yardas) sufrió una lesión en la pantorrilla a finales de diciembre y se desconoce si podrá jugar o no ante los Titans.

“Lo sabrán el sábado”, dijo el coach John Harbaugh.

Para Tennessee, por supuesto, la clave es frenar la carrera y contener a Jackson y para ello el linebacker Rashaan Evans es clave. El coach Mike Vrabel podría confiar en la velocidad de Evans para “espiar” a Lamar todo el juego.

Si Evans puede contener a Jackson o mantenerlo en la bolsa de protección, los Titans habrán logrado lo que nadie ha podido hacer recientemente.

Cuando Tennessee tenga el balón, otra vez será el show de Derrick Henry, quien corrió 34 veces para 182 yardas ante los Patriots.

La defensiva de los Ravens debe evitar yardas después del primer contacto o lo que es lo mismo: cerciorarse de derribar a Henry.

Ryan Tannehill sólo intentó 15 pases en Foxborough y el plan de juego será similar en Baltimore, pero si los Ravens logran contener a Henry, entonces deben estar preparados para la jugada grande, cuando Tannehill busque al novato A.J. Brown, quien promedió 20.2 yardas por recepción en la campaña regular y pondrá a prueba al veterano Earl Thomas.

El pick: Si Baltimore logra anotar un par de touchdowns rápidos, Tennessee tendrá que abandonar la carrera y Tannehill podría estar en problemas ante una defensa que usa el blitz más que ninguna. Si Ingram no está al 100%, este juego podría estar más cerrado de lo que muchos esperan. Ravens 27-20 Titans

HOUSTON EN KANSAS CITY (-9.5)

Sólo se han enfrentado en una ocasión en postemporada; fue en enero de 2016, cuando los Chiefs ganaron 27-20 en Houston.

En campaña regular, los Texans han ganado dos de los tres más recientes, incluido el de la Semana 6, 31-24 en Arrowhead. Patrick Mahomes lanzó tres pases de touchdown, pero Houston sumó 192 yardas por tierra (116 de Carlos Hyde) y los Chiefs sólo anotaron 7 puntos en la segunda mitad.

Sin embargo, la defensa de Kansas City ha mejorado mucho desde entonces.

En los cuatro más recientes, los Chiefs han permitido un promedio 88.7 yardas por tierra, comparadas con las 161.8 que aceptaba la defensa de Steve Spagnuolo en los seis primeros juegos de la temporada.

De hecho, la de Kansas City es la mejor defensa de la liga desde la Semana 11.

Deshaun Watson no tuvo un juego brillante la semana pasada ante Buffalo, pero hizo las jugadas importantes cuando los Texans las necesitaban.

Watson necesita que sus receptores DeAndre Hopkins y Will Fuller tengan un mejor juego que en la Semana 6, cuando se combinaron para 14 recepciones, 99 yardas y cero touchdowns.

Cuando Kansas City tenga el balón, Mahomes debe evitar errores, porque un fumble y una intercepción terminaron en sendas anotaciones de Houston en la temporada regular.

Los Texans tienen que encontrar la manera de contener a Tyreek Hill, quien anotó un par de touchdowns en el juego de octubre.

Otro problema, por supuesto, es el tight end Travis Kelce, quien hace tres semanas tuvo un juego de 11 recepciones y 142 yardas contra Denver.

El pick: Vencer dos veces en la misma campaña a un equipo del coach Andy Reid es complicado. Lo es todavía más cuando la defensa de los Chiefs ha elevado su nivel y está en plan intratable. Chiefs 30-20 Texans

SEATTLE EN GREEN BAY (-4)

Se han enfrentado tres veces en Playoffs y los Packers han ganado dos.

El duelo más reciente en postemporada fue el Juego por el Campeonato de la NFC de la campaña 2014, cuando Green Bay ganaba 19-7 a 11 minutos del final del juego; Seattle anotó 15 puntos en 44 segundos y ganó en tiempo extra, 28-22.

Ahora Russell Wilson buscará su primer triunfo en Lambeau Field (0-3) y para ello necesita que sus receptores, el novato DK Metcalf y Tyler Lockett, tengan otro juego grande, como la semana pasada en Philadelphia, cuando atraparon 11 balones y sumaron 222 yardas aéreas.

El perímetro de Green Bay es vulnerable, así que Wilson y sus receptores podrían generar jugadas grandes. El duelo entre el corner Kevin King y Metcalf será clave.

La línea ofensiva de Seattle debe proteger a Wilson de dos de los mejores rushers de la liga: Za’Darius Smith (13.5 capturas) y Preston Smith (12).

Cuando los Packers tengan el balón, la defensa de los Seahawks debe ocuparse del corredor Aaron Jones, particularmente en primero o segundo down. Jones fue líder en Green Bay con 1,084 yardas por tierra y empató en primer lugar de la liga con 16 touchdowns por esa misma vía.

Aaron Rodgers no vive su mejor temporada, pero aún es uno de los mejores pasadores de la NFL.

Seattle tiene que presionarlo o estará en problemas. Para ello está el polémico Jadeveon Clowney, quien conmocionó a Carson Wentz con un golpe casco a casco la semana pasada.

Y no sólo es Clowney. Otros cinco defensivos de los Seahawks tuvieron al menos una captura en el triunfo ante Eagles.

El pick: El coach Matt LaFleur hace su debut en Playoffs, mientras para Pete Carroll este es su vigésimo juego de postemporada, con récord de 11-8. Rodgers ha tenido juegos mediocres, así que Green Bay podría depender más de Aaron Jones. Wilson y los Seahawks lucen más peligrosos. Seattle 23-20 Green Bay

LA APUESTA DE PIRRÓN

Vikings vs. 49ers UNDER 44.5

Texans vs. Chiefs UNDER 51

Seahawks +4

La semana pasada: 2-2

Carrera de picks: DeTocho 155-105 / Pirrón 160-100