Competición
  • Campeonato Brasileño Serie A
  • Liga Chilena

Hall of Fame

Gil Brandt: El arquitecto del equipo de América

Medio siglo dedicado a las innovaciones y descubrimientos en la NFL serán recompensados con su ingreso en el Salón de la Fama.

Gil Brandt con los Cowboys
Greg Smith AP

¿Se imaginan al Equipo de América sin el Capitán América? ¿Sin Tony Dorsett o Bob Hayes? Inconcebible, ¿cierto? Sería como pensar en los Dallas Cowboys sin la estrella en el casco. Y si tenemos la visión actual de ese equipo es gracias a Gil Brandt.

A sus 86 años de edad, Brandt será recompensado finalmente por medio siglo de aportaciones al football el próximo sábado, cuando ingrese a un lugar al que siempre perteneció: El Salón de la Fama.

A mediados de la década de 1950, Brandt pasaba la mitad de su tiempo fotografiando bebés y la otra parte evaluando talento para Los Angeles Rams bajo la tutela de Ted Schramm. Una vez que Schramm fue contratado para tomar la tutela de los recién creados Cowboys, Brandt siguió sus pasos y el football jamás volvería a ser el mismo.

En sus 29 años con los Cowboys, Brandt, junto a Schramm y el coach Tom Landry, llevaron a los Cowboys a hilvanar 20 campañas con récord ganador, incluyendo dos Super Bowls y la reputación como el Equipo de América.

Fue capaz de descubrir en lo profundo del draft y se arriesgó con jugadores como Roger Staubach (10ma ronda) y Herschel Walker (5ta ronda) que tenían ofertas en otras ligas. Cuando tuvo que ser agresivo, realizó cambios para acceder a jugadores de la talla de Tony Dorsett, Randy White y Ed “Too Tall” Jones.

Descubrió estrellas en universidades de poco pedigree (Drew Pearson) e incluso fue de los primeros en tomar riesgos con atletas de otros deportes, lo que llevó a Dallas a jugadores como Bob Hayes. ¿Se imaginan? Si Brandt no toma ese sendero, no habría los Tony González o Julius Peppers de la actualidad.

El impacto de Brown no solo está en poner los cimientos de una de las franquicias más exitosas, sino que revolucionó de tal forma la evaluación de talento, que sus métodos se mantienen vigentes en la actualidad. Fue el primero en crear bases de datos computarizadas para evaluar ciertos criterios de los prospectos, sometió a los candidatos a estudios psicológicos y de personalidad y ayudó a la formación del Combine.

Incluso ahora, octagenario y a una semana de la inmortalidad, se mantiene vigente y en activo como analista para el sitio web de la liga. Una liga que ayudó a transformar y profesionalizar. Una liga que, al igual que los Cowboys, no sería lo mismo sin Brandt.