USWNT

Megan Rapinoe y la vida delictiva de su hermano mayor

Brian es el hermano mayor de la capitana de USWNT quien tiene que disfrutar de las actuaciones de Megan desde la cárcel. “Yo era su héroe, ahora ella es la mía”.

Brian es el hermano mayor de la capitana de USWNT quien tiene que disfrutar de las actuaciones de Megan desde la cárcel. “Yo era su héroe, ahora ella es la mía”.

Megan Rapinoe una historia de éxitos rodeada de problemas. La capitana de USWNT logró el éxito profesional gracias a su carácter y talento, por siempre creer en sus ideas y luchar por ellas; tanto que en la Copa del Mundo de Francia 2019 sigue mostrando su talento y ganas apoyar a la comunidad LGBTI+.

Pero la historia de Rapinoe no se queda ahí, ya que su principal inspiración, esa persona que la dirigió y enseñó el mundo del fútbol; hoy ve sus partidos desde una cárcel en San Diego. Estamos hablando de su hermano mayor, Brian, quién se encargó de mostrarle el balompié cuando Megan era pequeña, pero al mismo tiempo se unió a una pandilla que lo convirtió en un delincuente.

Mientras Megan debutaba en la juvenil de USA, su hermano estaba integrando una pandilla en la cárcel, esto por vender metanfetaminas entre sus conocidos. Durante su juventud, el mayor de los Rapinoe se consolido como un delincuente. Dentro de la pandilla creían en la superioridad de la raza blanca por lo que se tatuó una esvástica en la palma de la mano, tatuaje del que se arrepiente a sus 38 años.

Brian y su relación con Megan

ESPN logró conversar con el hermano de Megan donde comentó que han mantenido contacto a pesar de los caminos que tomaron, inclusive antes de cada partido, Brian se coloca una televisión en las piernas y vuelve a leer los últimos mensajes con su hermana; para posteriormente disponerse a ver la actuación de su hermana.

“Le tengo mucho respeto, y no solo porque es la mejor en el fútbol. Es su absoluta convicción en las cosas en las que cree y en las posturas que toma contra las injusticias del mundo”, comentó Brian.

Brian y Megan Rapinoe

El mayor de los Rapinoe era la inspiración de Megan y Rachael, la hermana gemela de la capitana de USA, fue quién les enseñó el fútbol y las entrenó cuando eran pequeñas, desde los cuatro años les enseñaba lo hermoso del balompié. “Yo era su héroe, pero ahora, no hay duda, ella es la mía”, dijo Brian.

Antes de terminar la charla se mostró reformado, ya que quiere dejar las drogas para comenzar de nuevo una vida que después de 24 años de entrar y salir de cárcel, quiere poder disfrutar de los partidos de su hermana fuera de ella. “Sí tomo drogas volveré a la cárcel y no quiero volver nunca más. Quiero ser como Mega”, concluyó el mayor de los Rapinoe.

Actualmente se encuentra en uno de los programas de Reingreso de la Comunidad de San Diego, donde busca terminar de rehabilitarse, para poder volver a una vida lejos de la cárcel, misma donde buscará volver a estar cerca de Megan y poder disfrutar sus partidos más allá de una pantalla.