NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NFL

Estos son los cinco duelos claves del Super Bowl LVI

Aunque los Rams son vistos como ligeros favoritos sobre los Bengals (-4.5 en Las Vegas), el Super Bowl será un encuentro más apretado de lo que parece.

Estados UnidosActualizado a
Aunque los Rams son vistos como ligeros favoritos sobre los Bengals (-4.5 en Las Vegas), el Super Bowl será un encuentro más apretado de lo que parece.
Marcio Jose SanchezAP

A pesar de que en el papel los Rams lucen como el equipo más completo en el Super Bowl LVI, las apretadas victorias de Cincinnati y Los Angeles en playoffs hacen que las casas de apuestas den como favorito al club californiano por una línea de 4.5. Otro punto que permite la especulación en los casinos es que los dos protagonistas del Súper Tazón prometen un encuentro más apretado de lo que se podría esperar a simple vista.

Ataque y defensa aérea de élite

El encuentro más atractivo se dará entre el novato Ja'Marr Chase, cuarto WR con más yardas por recepción en campaña regular, y el estelar cornerback Jalen Ramsey, quien fue nombrado por tercera ocasión al primer equipo All-Pro.

Gran parte del éxito que pueda tener Chase o Ramsey será consecuencia del trabajo en las trincheras. Si la front-seven de los Rams consigue presionar constantemente y castigar a Burrow, la defensiva tendrá la ventaja; en caso de que la línea ofensiva domine a Aaron Donald y Von Miller, el QB de Cincinnati podrá tener tiempo suficiente para encontrar al egresado de LSU y generar muchas yardas aéreas.

Donald va por Burrow

Durante la campaña regular Joe Burrow fue el tercer quarterback más castigado al registrar 55 sacks y para mala fortuna de Cincinnati, Los Angeles fue el tercer equipo que más capturas realizó con 50.

La situación en postemporada tampoco es muy favorecedora para los Bengals pues a pesar de que Rams solo sumaron cinco sacks en playoffs, la línea ofensiva toleró un total de 16 capturas (nueve fueron de los Titans).

Si Donald y Von Miller pueden aprovechar el mal momento de la OL rival, Burrow podría tener muchos problemas en el SoFi Stadium y arriesgarse a entregar el balón.

Running backs, una ruta de escape

Durante la postemporada, Joe Mixon registra 190 yardas y una anotación, lo que parecen buenas noticias para los Rams, quienes han permitido un total de 162 yardas terrestres a Cardinals, Buccaneers y 49ers ─cabe destacar que se enfrentaron a RB de la talla de Leonard Fournette, Ronald Jones, James Conner y Chase Edmonds.

TE PUEDE INTERESAR: ¿Cuánto cuestan los equipos que juegan el Super Bowl LVI?

Por su parte, los Bengals toleraron 127.3 yardas terrestres por juego en playoffs y aunque esto podrían representar buenas noticias para Cam Akers y Sony Michel, ninguno de los dos elementos registra más de 60 yardas en un encuentro de postemporada y su mejor actuación fue contra Cardinals en el wild card.

Stafford, ¿el punto débil de la ofensiva?

A pesar de que Matthew Stafford fue segundo en pases de touchdown (41) y tercero en yardas aéreas (4,886 yardas) durante la campaña regular, el veterano fue colíder en el departamento de intercepciones (17), junto a Trevor Lawrence.

Los problemas de Stafford para cuidar el balón serán un punto de énfasis para Sean McVay al considerar que en los playoffs los Bengals han forzado siete entregas de balón y seis de ellas fueron intercepciones (mejor equipo entre los calificados a la fase de eliminación directa).

¿Hay manera de frenar a Kupp?

Cooper Kupp se convirtió en el cuarto ganador de la triple corona para un wide receiver desde 1970 (en compañía de Jerry Rice, Sterling Sharpe y Steve Smith), por lo que su presencia representa una amenaza constante para la secundaria de Cincinnati.

Pensar en maniatar a Kupp parece complicado para los Bengals al tomar en cuenta que fueron la décima octava defensiva aérea en campaña regular. Las dos opciones que le quedan a Zac Taylor es ejercer presión adicional con Trey Hendrickson y D.J. Reader para incomodar a Stafford y, cuando el WR tenga el balón, evitar que produzca yardas tras la recepción con un juego físico.

Otro elemento a destacar es que, en playoffs, Cincinnati no permitió más de 300 yardas aéreas a sus tres rivales. Lo anterior adquiere una dimensión mayor ya que frenaron a Patrick Mahomes y Derek Carr, cuarto y quinto en la lista de yardas aéreas respectivamente.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?