NFL

Pat Tillman: De héroe tras el 9/11 a una muerte encubierta por el gobierno de USA

En abril de 2004 Tillman falleció en Afganistán y el gobierno de George Bush intentó encubrir la verdad y usó el deceso con fines propagandísticos.

Estados Unidos
0
Pat Tillman con los Cardinals

Once de septiembre de 2001, Estados Unidos sufre un ataque terrorista. Cuatro aviones raptados en tres aeropuertos diferentes se impactan en cuatro objetivos: las dos torres del World Trade Center en New York, el Pentágono en Washington D.C. y un campo en Pennsylvania.

Mayo de 2002. Tras concluir su cuarta campaña como jugador de los Arizona Cardinals, el safety Pat Tillman se despide de los emparrillados y se enlista en el ejército de Estados Unidos tras el importante despliegue militar del gobierno de George W. Bush en Afganistán (y posteriormente en Irak, donde el exjugador sirvió primero) como respuesta a los atentados.

En abril de 2004, prácticamente a dos años de haberse unido al ejército norteamericano, Tillman fue asesinado durante una operación en el país asiático.

El gobierno norteamericano, que en ese momento sostenía conflictos armados en Afganistán e Irak, informó que la muerte de Tillman fue durante un combate con fuerzas rivales en el que el otrora jugador de la NFL salvó a una docena de compañeros y fue galardonado póstumamente con la Estrella de Plata.

Así nació el mito y la leyenda de Pat Tillman.

Un ídolo falso

Mientras la administración de Bush aprovechó el incidente para validar su cruzada armada por Medio Oriente; Mary Tillman, madre de Pat, intentó esclarecer los hechos.

Después de múltiples investigaciones donde Mary Tillman se involucró directamente, se reveló que Pat Tillman falleció por fuego amigo al ser confundido con una fuerza combatiente opuesta en una operación del ejército.

De acuerdo con ESPN, el pelotón de Tillman remolcaba una camioneta averiada a través de un cañón. Por órdenes de comandantes de la compañía, el pelotón se dividió en dos para facilitar el traslado y al caer la noche, el grupo de Tillman fue abatido por soldados liderados el sargento Greg Baker. Después del ataque, Kevin Tillman, hermano de Pat, asistió al lugar de la baja, pero no se le informó quién había muerto.

Mary Tillman acusó directamente a Donald Rumsfeld, ministro de Defensa de George Bush, como uno de los principales actores en el encubrimiento de la muerte.

Para el gobierno estadounidense, la muerte de Tillman, uno de los activos castrenses más importantes debido a su paso por la NFL, sirvió para crear propaganda que legitimaba las guerras en Afganistán e Irak y, de paso, nutría al ejército de nuevos reclutas. Al momento del deceso, se reportaron casos de tortura en un centro de detención estadounidense en Irak; además, la campaña en Faluya para tomar la ciudad no entregaba resultados positivos para Estados Unidos.

"Después de qué pasó, toda la gente en posiciones de autoridad inventó esto. Interfirieron en las investigaciones para maquillar las cosas. Creo que pensaron que podrían controlarlo y sabían que sus esfuerzos para reclutar se irían al infierno si la verdad salía a la luz. Mataron al chico de sus posters", desarrolló Pat Tillman Sr. en una entrevista para el Washington Post en 2007.