NEW YORK YANKEES

Néstor Cortés, el pitcher cubano de los Yankees que es divertido de ver

Esta tarde el lanzador zurdo Néstor Cortés, de New York Yankees, tendrá su séptima apertura de la temporada cuando enfrente a Minnesota Twins.

Estados Unidos
0
Néstor Cortés lanzando para New York Yankees.
Ed Zurga AFP

Siempre sonriente entre cada uno de sus lanzamientos, el pitcher cubano de los Yankees Nestor Cortés, ha tomado notoriedad en la rotación de New York, no solo por su peculiar bigote que dejó crecer poco antes de su regreso al primer equipo, sino por la entrega con la que se desenvuelve en el montículo que hasta ahora lo mantiene como el quinto abridor de la organización.

Como si fuera uno de los personajes del cuento Hansel y Gretel, el zurdo se las ingenió para arrojar piedras sobre el camino y volver a casa. Cortés fue seleccionado por Yankees en el Draft amateur de 2013. En 2018 los Baltimore Orioles lo tomaron bajo la protección de la Regla 5, pero fue devuelto un año después a la gran manzana. El verano pasado lo vivió en Seattle jugando para Mariners y hoy se afianza en el que siempre será su primer hogar.

"Fui seleccionado por los Yankees. Mi corazón siempre ha estado aquí”, declaró Cortés hace unos días.

En su tercer viaje con New York, el pitcher de 26 años de edad, dejó de mirar atrás para aprovechar las oportunidades dentro de un cuerpo de lanzadores que a lo largo de este calendario han sufrido una gran cantidad de contratiempos.

Durante los días donde los Yankees no eran dueños de su destino y veían tan lejano un boleto de comodín como lo está el fin de la pandemia, Néstor Cortés se convirtió en una especie de héroe que ayudó a su organización a solventar los momentos de aprietos. El cubano tiene marca este 2021 de cinco triunfos y una derrota con efectividad de 2.73.

Los New York Yankees ahora gozan de la mejor racha de su temporada con siete victorias en fila, cinco de ellas contra rivales en posición de Playoffs.

Así enamora Néstor Cortés a la afición

La forma en la que Cortés realiza algunos de sus pitcheos ha enamorado a los aficionados que han regresado a Yankee Stadium ante la buena racha del equipo que por ahora los tiene en el asiento de conductor rumbo a la postemporada.

Si bien la ruta de Néstor Cortés Jr hacia la consolidación en Grandes Ligas ha sido tan complicada como ensamblar un mueble de Ikea, no es un agente extraño para él. A los siete meses de vida se fue de Cuba junto a su familia gracias a que su padre salió sorteado en el Programa Especial de Migración, mejor conocido como Lotería Cubana que comenzó a entregar visas estadounidenses en 1994. El nuevo comienzo de los Cortés, como el de otros tantos cubanos, emergió en el sur de Florida.

Con su recta dominante, Cortés se convirtió este año en una de las mejores noticias que ha recibido Aaron Boone por parte de los jugadores promovidos de ligas menores y en una de las mejores historias de esta campaña de Grandes Ligas.

Si el bigote hoy vuelve a sonreír, no dudemos que en breve se adopte como la cábala con la que Yankees vuelve a creer en el título 28 de Serie Mundial.