MLB

Fernando Tatis Jr. y los Padres dominan las Grandes Ligas

Tatis y San Diego han excedido, hasta el momento, las enormes expectativas sobre ellos.

Estados Unidos
0
Fernando Tatis con los Padres
Bob Levey AFP

En la abrumadora mayoría de los casos, es prácticamente imposible cumplir con las expectativas que vienen con un contrato por 330 millones de dólares. Sin embargo, Fernando Tatis Jr. ha dejado en claro hasta el momento que no hay un objetivo que esté fuera de su alcance.

“El Niño” dominicano que finalmente ha de sacar a una franquicia del pantano de la mediocridad en el que ha vivido desde su fundación hace más de medio siglo, ha resultado ser ─hasta el momento─ todo lo que se esperaba de él. Y un poco más.

Más allá de su increíble producción ofensiva, Tatis Jr., la ha dado a los Padres en particular, y a todo San Diego en general, algo que no se paga con dinero: Confianza y personalidad. La capacidad de refrendar esa arrogancia con resultados.

Hoy por hoy, los Padres están donde muchos pensaron que estarían. Con registro de 34-19, San Diego tiene la mejor marca de Grandes Ligas y, tal vez más importante aún, ventaja de dos juegos y medio sobre los ocho veces campeones defensores del Oeste de la Liga Nacional, los Dodgers.

No es casualidad y mucho menos sorpresa. Las inversiones del gerente A.J. Preller fueron exactamente lo que este equipo necesitaba para dar el salto al protagonismo.

De la mano de Tatis, los Padres se ubican entre los primeros de Grandes Ligas en: Robos de base (1), carreras (5), OBP (4), bases por bolas (2) y líderes indiscutibles en irreverencia y violaciones a las absurdas reglas no escritas del béisbol.

Nada de eso sería suficiente, desde luego, si las adquisiciones de Yu Darvish, Blake Snell y Joe Musgrove no ofrecieran el complemento perfecto al poder que Tatis Jr., Manny Machado y Jake Cronenworth ofrecen en la caja de bateo.

Sobre el centro del diamante, pero sin tanta exuberancia, los Padres han resultado igualmente efectivos. Son primeros en Grandes Ligas, por amplio margen, con 2.60 de efectividad, ponches (555) y salvamentos (20) y terceros en WHIP (1.10).

Todo eso ha dado origen a una tormenta perfecta en el sur de California, donde todos los elementos se han conjuntado para tener a los Padres en la cima de Grandes Ligas cuando ha transcurrido casi una tercera parte del calendario regular.

Los reflectores, sin embargo, siempre parecen encontrar al hombre ¿Niño? de los 330 millones de dólares.

Desde que el dominicano volvió de la lista de COVID-19, los Padres tienen marca de 8-2 y el nombre de Tatis está por todos lados en esa foja. Tiene 16 imparables en sus 35 turnos en ese lapso, 11 de ellos extrabases, incluyendo cinco cuadrangulares.

A pesar de ver acción en apenas el 68% de los juegos de su equipo esta campaña, Tatis Jr. es colíder de Grandes Ligas en cuadrangulares (15) y robos de base (12). Una combinación elite. Una combinación letal.

Una combinación que tiene a los Padres con sueños de gloria.