Temas del día Más temas
Inter Miami
1
Finalizado

MLS

Silbante arrebata posible victoria a Inter Miami ante Atlanta United

Una decisión arbitral en el último minuto del encuentro tuvo que haber sido revertida en un claro contacto de Brad Guzan sobre Víctor Ulloa.

Estados Unidos
Federico Higuaín, Víctor Ulloa y Edison Azcona reclaman al silbante Joe Dickerson en final del encuentro entre Inter Miami y Atlanta United en el DRV PNK Stadium.
Michael Reaves Getty Images

Sí, lamentablemente, el arbitraje ha vencido esta tarde al fútbol; al poco de él que existió hoy en el DRV PNK Stadium. Inter Miami y Atlanta United siguen siendo un gran problema en grandes parte del rectángulo en la MLS, pero eso no merecía que las grandes emociones fueran lastimados por un hombre al final del encuentro. Dos goles eran buenos para salvar la fecha, pero un tercero hubiera hecho la gran diferencia para los dos.

En una jornada nueva, los dirigidos por Phil Neville tuvieron que aprender una vez más a no empezar los encuentros flojos en defensa y ello fue con las enseñanzas de un goleador nato como Josef Martínez, que volvió a anotar -casi 600 días después- de su último gol hecho ante el equipo de Philadelphia Union en 2019. Ryan Shawcross lo dejó recibir sin presión de espaldas y el venezolano sólo tuvo que girar y disparar al segundo palo para vencer la extensión de John McCarthy.

De ahí se partió a un juego de momentos, el cual sufrió la salida temprana de Blaise Matuidi después de un choque por el balón con Santiago Sosa. Gonzal Higuaín tuvo la gran oportunidad de empatar inmediato al recibir solo el esférico cerca del punto penal y de ahí vino un cierto dominio ofensivo de los locales, el cual nunca pudo ser catapultado en la primera mitad. De hecho, ello terminó en convertirse en un partido totalmente de los dirigidos por Gabriel Heinze que, ya fuera por Marcelino Moreno y Brooks Lennon, parecían estar en gran conexión para la búsqueda de la ventaja doble.

Sin embargo, con todo y que en una ocasión volvió a equivocarse Shawcross al entregar el balón en la salida, los Five Stripes no supieron aprovechar, por lo que habría que esperar por el segundo tiempo para ver resultados.

Al regreso del descanso, Miami producía sin tener una sincronía real con el medio campo que le costaba avanzar a tres cuartos de cancha y volvió a pedir por una sorpresa que estuvo cerca de concretarse gracias a un robo de Higuaín en el primer gran error de Santiago Sosa en lo que va del año. El joven argentino entregó un mal pase hacia atrás y el Pipita se hizo de él, pero al momento de rematar se cruzó la defensa de Atlanta, la cual resaltó la primera duda con una mano que desvió el peligro.

De ahí se regresó al cuento del visitante siendo el líder en posesión y creaciones de interés, pero en silencio había un agente en los floridanso que terminaría por hacer el cambio del encuentro. Lewis Morgan estaba dando clases matutinas a George Bello en la banda derecha y pasando el minuto 70 decidió terminar la cátedra al recibir una vez más en su lugar y, posteriormente, dejar entre regates y velocidad a Bello y Sosa para rematar abajo y esquinado hacia el fondo del arco de Brad Guzan.

Así todo estaba para cualquiera, mas no parecía ser de gran importancia para Atlanta cambiar el resultado. En cambio, Inter Miami comenzó a lanzarse al frente y, antes de que se agregara el tiempo de compensación, Victor Ulloa parecía cambiar la historia hasta que Brad Guzan lo derribó en un segundo intento. Todos estábamos a la espera del silbatazo indicando el punto penal, pero esto no sucedió y el árbitro regresó a ponerse sus lentes de sol para no deslumbrarse. La falta en cada repetición era más clara, pero, mientras se revisaba en todos los lugares menos la cancha, Miami trató de dar la vuelta en un par de balones parado, mas no pudieron celebrar una dicha mayor frente a su público. El juez sentenció en su contra y Phil Neville se tuvo que quedar conforme con otro punto que de poco servirá para su fama en la ciudad.

¿Qué posición y qué sigue para Inter Miami y Atlanta?

Jornada a jornada no se dejan de mover las posiciones en la liga, pero para Miami y Atlanta estas no fluctúan tanto, como en esta cuarta fecha que los deja ahora en 9º y 7º lugar respectivamente. Para la próxima semana, los de la Florida recibirá a Montréal a media semana, mientras que el fin de la misma lo hará Atlanta United.