NFL

Reporte: Eagles ridiculizaron a Doug Pederson

Un reporte señala al dueño de Philadelphia, Jeff Lurie, y el gerente general Howie Roseman criticaron las decisiones de Pederson en el club.

Estados Unidos
0
Doug Pederson y Howie Roseman con los Eagles

Tras cinco campañas y un título de Super Bowl Doug Pederson abandonó a los Eagles debido a los malos resultados en la temporada 2021 (marca de 4-11-1). A tres meses de su despido se ha revelado el hostil ambiente que vivió el exquarterback en Filadelfia.

De acuerdo con un reporte de The Athletic, durante las reuniones que sostenía Pederson con Jeff Lurie, dueño de la organización, y Howie Roseman, gerente general de la misma, el HC fue humillado constantemente.

"Era ridiculizado y criticado por cada decisión. Si ganaban por tres puntos, no era suficiente. Si perdían con un gol de campo de último segundo, era el peor head coach de la historia", explicó para el portal una fuente no revelada. "Lo trataban como un bebé".

Asimismo, se explicó tras la campaña 2019 los ejecutivos de Philadelphia solicitaron a Pederson la renuncia del entonces entrenador de receptores, Carson Walch, y el coordinador ofensivo Mike Groh, petición que no cumplió Pederson. Ante esto, Lurie amenazó con despedir al head coach si sus demandas no eran satisfechas, empresa que finalmente consumó.

Finalmente, se añadió que la ejecución durante el draft no era la adecuada, pues mientras Lurie tomaba un peso importante en la evaluación previa al reclutamiento, durante el evento toda la responsabilidad recaía en Roseman.

Complot añejo

Por otra parte, se indicó que la poca animosidad de Lurie hacia Pederson no son cosa reciente. Múltiples empleados de los Eagles señalan que previo a la campaña 2017 tuvo constantes reuniones con el otrora coordinador defensivo Jim Schwartz que hicieron creer que había un complot dentro del club; a lo anterior se suma que la gerencia del equipo también pidió el despido de Frank Reich.

Lo curioso del caso es que precisamente en dicha temporada los Eagles terminaron como la octava mejor ofensiva de la NFL (tercera por tierra) y consiguieron el primer título de su historia.