TERCER CHEQUE DE ESTÍMULO

Tercer pago de estímulo: ¿Cuáles son las diferencias entre la tarjeta EIP y el cheque de estímulo impreso?

Beneficiarios del tercer cheque de estímulo que no recibieron el pago vía depósito directo, lo recibirán en un cheque impreso o tarjeta EIP. Aquí las diferencias.

Estados Unidos
0
Cheque del Departamento del Tesoro de Estados Unidos

La repartición del tercer cheque de estímulo continúa en Estados Unidos. Gracias a la aprobación del ‘American Rescue Plan’, los individuos contribuyentes podrán recibir un pago de hasta 1,400 dólares, mientras que las parejas que realizan su declaración de impuestos en conjunto, recibirán hasta 2,800 dólares.

Las familias con dependientes podrán recibir hasta 1,400 dólares extra por cada dependiente que tengan, sin importar la edad de estos, es decir, los dependientes adultos también aplican. No hay límite de dependientes para recibir este monto extra.

De acuerdo al Servicio de Rentas Internas (IRS por sus siglas en inglés) se estima que alrededor de 160 millones de estadounidenses son elegibles al pago, de los cuales, 127 millones ya recibieron el dinero correspondiente en tiempo y forma.

La mayoría de estos 127 millones recibieron el pago vía depósito directo, mientras que sólo 15 millones de pagos fueron entregados a través de un cheque impreso y cinco millones vía tarjetas de débito de prepago EIP.

Tercer pago de estímulo: ¿Cuáles son las diferencias entre la tarjeta EIP y el cheque de estímulo impreso?

Si para este 26 de marzo no has recibido el pago del tercer cheque de estímulo, entonces, significa que lo recibirás vía correo postal, ya sea en un cheque impreso o en tarjetas EIP, pues todos los pagos vía depósito bancario ya han terminado de ser emitidos.

Tanto el cheque impreso como las tarjetas EIP te llegan vía correo postal, la única diferencia es que las tarjetas EIP se envían una semana después de los cheques impresos.

Estas tarjetas llegan en un sobre blanco de Metabank, sin un sello del IRS o del Departamento del Tesoro, por lo que pueden confundirse fácilmente con basura, es por ello que te recomendamos revisar con atención tu correspondencia para evitar que deseches el sobre por error. Por lo regular, estas tarjetas son enviadas a los ciudadanos con menores ingresos.

A diferencia del cheque impreso, que una vez recibido lo puedes cambiar en tu banco o cualquier otro centro de cambio, las tarjetas EIP tienen que configurarse desde cero, para ello, te llegará un instructivo que deberás de seguir al pie de la letra.

Una vez que tu tarjeta quede activada, podrás disponer de ella como cualquier otra tarjeta de débito, pues, al ser VISA, puede ser utilizada para realizar compras en línea o cualquier establecimiento físico, o bien, si lo deseas, puedes retirar el dinero a través de un cajero automático (ATM).