NFL Honors

Chase Young y Justin Herbert son nombrados Novatos del Año

El defensivo de Washington era considerado el mejor prospecto del Draft 2020. Por su parte, Herbert impuso múltiples récords para un quarterback novato.

Estados Unidos
Chase Young y Justin Herbert

Como es una costumbre, a un día del Super Bowl la NFL anuncia a los jugadores más destacados de la campaña. En el caso del Novato Ofensivo y Defensivo de 2020 no hubo sorpresas y la decisión no deja espacio al debate.

Herbert, la nueva cara de Los Ángeles

El producto de Oregon, reclutado con la sexta selección del Draft 2020, fue nombrado Novato Ofensivo del Año. En resumen, su primer año profesional es uno de los más sólidos de la historia; sus 31 pases de anotación, 36 touchdowns totales y 396 pases completos representan la mayor cifra para un novato. Las 4,336 yardas que amasó por aire es la segunda cantidad más alta para un rookie.

Herbert arrancó el año como el suplente de Tyrod Taylor, pero ante una emergencia médica del veterano QB, el pasador de 22 años tomó las riendas de los Chargers.

En las votaciones, Herbert superó al receptor Justin Jefferson (Vikings) y los corredores James Robinson (Jaguars) y Jonathan Taylor (Colts). Hay que destacar que hasta el momento de su lesión, Joe Burrow también lucía como un firme candidato para la distinción.

Young, el depredador de Landover

Por otra parte, el defensive end Chase Young, tomado por el WFT en el segundo puesto del draft, fue electo como el Novato Defensivo del Año. El egresado de Ohio State lideró a todos los jugadores de primer año en capturas de quarterback (7.5), fumbles forzados (cuatro) y tres balones sueltos recuperados (tres).

Previo a su llegada a la NFL, Young era visto como el mejor jugador disponible en el evento de reclutamiento. No obstante, cayó un peldaño en el draft ante la necesidad de los Bengals por hacerse de un mariscal de campo.

La presencia de Young en el front-seven de Washington ayudó a que la defensiva capitalina fuera la segunda mejor en yardas permitidas y la cuarta que menos unidades toleró. Lo anterior también le valió ser llamado al Pro Bowl por primera vez en su carrera.

Los competidores del DE de 21 años fueron el linebacker Jeremy Chinn (Panthers) y el safety Antoine Winfield (Buccaneers).