NFL HONORS

Kevin Stefanski es el Entrenador del Año de la NFL

El head coach llevó a los Browns al mejor récord (11-5) de la organización en las últimas 23 temporadas y a los primeros playoffs desde 2002.

Estados Unidos
0
Kevin Stefanski
Seth Wenig Associated Press

Kevin Stefanski ha sido nombrado el Entrenador del Año en la ceremonia de los NFL Honors 2020 por su labor como entrenador en jefe de Cleveland Browns.

Tuvieron que pasar 11 entrenadores en jefe, nueve de tiempo completo y dos interinos, para que los Browns volvieran a ganar un partido de postemporada. Bill Belichick los guió a un triunfo de Wild Card en 1994, y de la mano de Stefanski los Browns eliminaron sorpresivamente a los Steelers este año en playoffs.

El estratega inició su trayectoria con los Vikings desde los 24 años. Pasó de ser asistente a asistente del entrenador de quarterbacks a entrenador de alas cerradas, de corredores, de quarterbacks y, finalmente, de todo el lado ofensivo (2019). Para 2020, tras el despido de Freddie Kitchens, llegó la oportunidad grande.

Stefanski basó su éxito a la vieja usanza. Valiéndose de Nick Chubb y Kareem Hunt para acarrear el ovoide, los Browns terminaron como el tercer mejor equipo en yardas terrestres (148.3) y el quinto en anotaciones por esa vía (21). Con la carrera, los Browns pudieron sentar las bases para el juego aéreo, en el que Baker Mayfield destacó con 26 pases de anotación por ocho intercepciones.

Brian Daboll, Asistente del Año

Brian Daboll, de Buffalo Bills, se llevó el premio al Entrenador Asistente del Año.

Nativo de Buffalo, Daboll entrenó por 11 temporadas en New England en periodos distintos ganando cinco campeonatos con los Patriots.

Las últimas tres campañas ha sido el coordinador ofensivo de los Bills, desarrollando a Josh Allen hasta catapultarlo como uno de los mejores mariscales de campo en rendimiento durante la campaña 2020.

Este último año los finalistas de la AFC terminaron en el segundo lugar en puntos por partido (31.3) y en yardas (396.4), capturando el banderín divisional por primera vez desde 1995.