Super Bowl LV 2021

Super Bowl LV

SUPER BOWL LV

Los Chiefs no son únicamente Patrick Mahomes

Siete jugadores de Kansas City fueron designados al Pro Bowl en la temporada 2020.

Estados Unidos
Travis Kelcee, Tyreek Hill
Reed Hoffmann AP Photo

Cuando se habla de los Chiefs, la mente se desplaza automáticamente a la imagen de Patrick Mahomes como el artífice del éxito de Kansas City. El concepto no es del todo erróneo, después de todo no fue sino hasta la llegada del estelar quarterback que el equipo dio el siguiente paso.

Pero Mahomes es apenas una parte de la ecuación, una muy importante sin duda alguna. La realidad es que Mahomes por sí solo jamás podría estar en la posición de refrendar un campeonato, ya no digamos obtener uno en primera instancia. El football es, después de todo, el deporte de conjunto por excelencia. Y si los Chiefs han de ratificar su título, necesitarán de toda la ayuda posible.

Evidentemente, Kansas City cuenta con un grueso arsenal al servicio de Mahomes durante las últimas dos temporadas en su camino al Super Bowl. De hecho, es un reparto envidiable, como lo demuestra el hecho de que los Chiefs tuvieron a siete jugadores —la mayor cantidad de la NFL— invitados al Pro Bowl. Muchos de ellos han prosperado gracias a la presencia de Mahomes, otros han cultivado su éxito independientemente de lo que haga su quarterback.

La ofensiva de los Chiefs terminó la campaña regular como la sexta más productiva en puntos y la mejor en yardas de la liga, lo que no habría sido posible sin Mahomes, pero también con manos confiables del otro lado del balón. En una liga tan vertical como la NFL, tal vez el receptor más explosivo de la NFL es Tyreek Hill con 15 touchdowns y promedió 14.7 yardas por pase atrapado. Un lujo que no tiene nadie más.

Pero Kansas City también presume al que es debatiblemente el mejor tight end de la liga en Travis Kelce, un jugador que lo mismo hace las jugadas de rutina que las atrapadas imposibles, proveyendo de un blanco confiable en cualquier zona del campo. El número 87 es un arma formidable a la altura de lo que fue Rob Gronkowski —quien estará del otro lado del campo— en sus mejores campañas.

El hecho de que Mahomes tenga tiempo para encontrar a sus dos armas principales radica en una línea ofensiva más que capaz, al grado de que fue la quinta que menos capturas permitió durante la campaña regular. Además, ha sido capaz de generar tracción en el juego terrestre incluso si los números no lo reflejan. Los Chiefs fueron el 16to equipo con más yardas por tierra, gracias en parte a la línea ofensiva y gracias en parte al novato Clyde Edwards-Helaire.

La defensiva de Kansas City ha transitado debajo del radar desde la llegada de Mahomes, lo que es lógico al considerar que Mahomes es capaz de ensombrecer a cualquier defensiva, incluso la propia. Eso, de ninguna manera, significa que deba pasarse por alto.

Los Chiefs fueron el 10mo equipo que menos puntos permitió. Han admitido 24 puntos o menos en 12 de 18 encuentros, una cifra más que aceptable. El éxito se basa en una unidad que fue la quinta en intercepciones de la NFL en la campaña regular. El safety Tyrann Mathieu, invitado al Pro Bowl, es artífice del éxito con seis robos, incluyendo uno contra Brady en su duelo de la semana 12.

A pesar de que generar presión al pasador rival sigue siendo un problema con apenas 32 capturas durante el calendario regular, el defensive end Frank Clark y el defensive tackle Chris Jones fueron nombrados al Pro Bowl, por lo que de ninguna manera Brady estará cómodo en el bolsillo durante el Super Bowl.