MLB

Muere Hank Aaron, leyenda de Grandes Ligas

En 1976, Aaron llegó 755 cuadrangulares en MLB, marca que perduró hasta 2007 (Barry Bonds); el récord de carreras impulsadas (2,297) aún le pertenece.

HANK AARON
KEVIN WINTER AFP

Hank Aaron, legendario pelotero de Grandes Ligas y acreedor del récord de cuadrangulares por 31 años, murió la mañana de este jueves sus 86 años, reportó primero CBS Atlanta.

La hija del pelotero confirmó su muerte para WSB-TV.

Aaron comenzó su carrera a los 17 en Negro Leagues, en 1951. Un año más tarde pasó a MiLB con Eau Claire Bears. Su siguiente año lo jugó con Jacksonville Braves. Su poder con la madera lo llevó a a los 20 años a la MLB con Milwaukee Braves para iniciar con una de las carreras más ilustres en la historia de Ligas Mayores.

En 23 campañas en MLB, Aaron mantuvo promedio de .300 o superior en 14 años. Ganó dos títulos de bateo, un MVP de Liga Nacional (1957) y un título del Clásico de Otoño contra los Yankees a sus 23 años, serie en la que bateó para .393 en siete partidos.

El 8 de abril de 1974, Hank Aaron dejó atrás un récord que perduró 39 años. En contra de Los Angeles Dodgers, narrado por Vin Scully, Aaron conectó el jonrón 715 de su carrera para superar la marca de 714 que impuso Babe Ruth. A partir de allí Aaron se convirtió en el "Rey del Cuadrangular" y solo incrementó la cantidad hasta llegar a 755 en 1976.

Pasaron 31 años del jonrón 755 de Aaron para que otro pelotero se proclamara líder en ese departamento. Barry Bonds alcanzó 762. El escándalo del uso de sustancias prohibidas en Grandes Ligas trajo cuestionamientos consigo por el logro de Bonds. Para muchos, extraoficialmente, Aaron sigue siendo el líder de cuadrangulares.

Su talento dentro del campo se acompañó siempre de una personalidad que evitó los reflectores. No creo que muchas personas me hayan podido conocer en todos estos años, […] porque soy un solitario, alguien que estuvo para sí mismo. Muchas personas creyeron que me conocieron, pero realmente no es así. [...] Solo quiero ser recordado como alguien que intentó ser justo con las personas”, dijo a Atlanta Journal-Constitution en 2006.

Contra el racismo

De la entrada de Jackie Robinson a Grandes Ligas como el primer pelotero afroestadounidense a la llegada de Aaron a MLB pasaron solo siete años. El máximo líder de carreras impulsadas (2,297) también sufrió el racismo que aquejó a Robinson durante su carrera. Nacido en Mobile, Alabama (1934), Aaron usó el deporte para ayudar a erradicar la discriminación. "Sentí que si seguía jugando baseball le daría la oportunidad a otros peloteros negros de jugar y no tendrían que pasar por el tipo de cosas que yo pasé", contó para CBS 46.