MLB

Hank Aaron da su opinión sobre el castigo a peloteros de Astros

El más reciente acontecimiento derivado del robo de señas ilegal por parte de Houston en 2017, es la contratación de Dusty Baker como mánager de la novena.

Estados Unidos
0
Hank Aaron

Cuando el comisionado Rob Manfred dio su resolución sobre la pesquisa establecida por la Major League Baseball acerca del esquema ilegal de robo de señas que empleó la organización de Houston Astros, éste decidió no castigar a los peloteros activos que estuvieron involucrados al omitir sus nombres del reporte que terminó con la sanción de un año a A.J Hinch y Jeff Lunhow.

Ahora, con las aguas más calmadas en Houston, han ido brotando las reacciones de múltiples expeloteros; algunos de ellos de gran talla y alto impacto en este deporte. Pete Rose, dueño de la mejor marca de imparables, aprovechó el momento para pedir su reintegración y dar por finalizado el veto interpuesto en su contra desde hace 31 años (1989). Hank Aaron, líder histórico de carreras empujadas (2,297) y bases totales (6,856), cree que todos los perpetradores del robo de señas ilegal deben ser castigados.

Cuando Craig Melvin entrevistó en exclusiva para NBC al legendario toletero que permaneció 23 años en los parques de pelota profesionales, le preguntó si el castigo era equivalente a las acciones cometidas.

"No lo creo", dijo el MVP de la temporada de 1957 (Milwaukee Braves). "Creo que quien quiera que lo haya hecho, deberían estar fuera del baseball por el resto de sus vidas", opinó.

Legado

Si alguien tiene la autoridad moral para hablar sobre ello es Hank Aaron. El expelotero, de 86 años, sostiene uno de los más sólidos legados en el deporte al permanecer por más de dos décadas como profesional, en toda la extensión de la palabra.

Aaron fue el creador de múltiples récords que estableció durante los años sesenta y setenta y que con el tiempo se han ido superando, aunque algunos de éstos bajo el efecto de sustancias prohibidas por la liga, como la marca de Barry Bonds de más bambinazos en la historia de las Mayores.

En sus 23 años de carrera, donde el atleta patrulló el jardín derecho y la primera colchoneta para los Braves y Milwaukee Brewers, jamás se dio a conocer que faltara a las reglas del juego. Actualmente, la MLB sostiene un galardón con su nombre, que cada año es entregado al mejor esfuerzo ofensivo del año, tanto en la Liga Americana como en el Viejo Circuito.