Ravens
3
FIN
17
Bills

Divisional Round

Con defensa, los Bills están en la Final de la AFC

Buffalo está de regreso en la antesala del Super Bowl por primera vez desde enero de 1993, cuando le ganaron 30-13 a Kansas City.

Estados Unidos
0
Tremaine Edmunds, Jordan Poyer y Taron Johnson con los Bills
John Munson AP

El duelo de quarterbacks se convirtió en una batalla defensiva. Y la defensa de los Bills fue la mejor.

Josh Allen lanzó un pase de touchdown, Lamar Jackson no pudo terminar el partido debido a una conmoción y Buffalo derrotó 17-3 a los Baltimore Ravens para avanzar al Juego por el Campeonato de la AFC, el primero para los Bills desde enero de 1994, cuando le ganaron 30-13 a Kansas City.

Fue un juego impecable de la defensiva de los Bills, incluida una intercepción de 101 yardas que igualó un récord para un juego de postemporada.

Buffalo enfrentará en la Final de la AFC al ganador del duelo de este domingo entre Browns y Chiefs. Si gana Cleveland, el Campeonato de la Conferencia se jugará en casa de los Bills.

Los Ravens se convirtieron en el quinto equipo desde 1966 que superan a su oponente por más de 100 yardas terrestres (150-32) y pierden un partido de Playoff.

VIENTOS DE CAMBIO

Tras un despeje contra el viento de Sam Koch de apenas 23 yardas, Justin Madubuike fue castigado 15 yardas por rudeza al pasador y cuatro jugadas después Tyler Bass abrió el marcador con un gol de campo de 28 yardas para poner al frente a los Bills, 3-0 a tres minutos del final del primer cuarto.

En la última jugada de la primera mitad, finalmente Tucker pudo convertir un intento de gol de campo. Fue de 34 yardas para empatar el juego, 3-3.

En los dos intentos que falló antes, el balón pegó en los postes.

Bass también falló uno de sus intentos, en una noche complicada para los pateadores por los fuertes vientos que soplaban en Buffalo.

Así, las defensivas dominaron la primera mitad. Los Bills únicamente generaron 114 yardas ofensivas (seis por tierra); los Ravens, 180. Buffalo se fue 1 de 6 en terceros downs; Baltimore, 3 de 9, y hubo un total de seis patadas de despeje, tres por bando.

Josh Allen y los Bills salieron del vestidor y montaron una serie ofensiva de 11 jugadas y 66 yardas en 5:31, que terminó con un pase de touchdown de tres yardas a Steffon Diggs para el único touchdown ofensivo del partido.

En el drive, Buffalo corrió en cuatro ocasiones para 26 yardas, y así los locales ganaban 10-3, con 9:29 en el reloj del tercer periodo.

Y cuando los Ravens parecían responder con la misma moneda, la defensa de los Bills hizo la jugada que sentenció el partido.

Con tercera y gol en la yarda nueve, Lamar Jackson lanzó un pase al corazón del touchdown en busca de Mark Andrews, pero el envío fue interceptado por Taron Johnson, quien se llevó la intercepción 101 yardas hasta las diagonales.

Johnson empató el récord con la intercepción más larga en un juego de postemporada (George Teague, Green Bay vs. Detroit, en 1993).

Con el pick 6, Buffalo acrecentó la ventaja a dos posesiones, 17-3, al final del tercero.

Después de sufrir la primera intercepción en zona roja de su carrera (49 pases de touchdown y cero intercepciones antes de este juego), Jackson tuvo que ser llevado al protocolo de conmociones tras una aparatosa caída y fue sustituido por Tyler Huntley, un novato que únicamente lanzó tres pases en la campaña regular.

Huntley llevó a los Ravens hasta la yarda 10 de Buffalo, pero el pase que buscaba a Andrew fue muy elevado y el tight end no pudo quedarse con el balón en cuarto down, a menos de tres minutos del final del juego.

Josh Allen completó 23 de 37, con 206 yardas y un touchdown. Buffalo únicamente generó 36 yardas por tierra, 25 de ellas de Devin Singletary.

Diggs atrapó 8 pases para 106 yardas y una anotación, y John Brown tuvo otras 8 recepciones y 62 yardas.

Lamar Jackson terminó con 14 de 24 y 162 yardas; por tierra apenas sumó 34 yardas.

Gus Edwards y el novato J.K. Dobbins corrieron cada uno para 42 yardas.

Fue el primer triunfo del coach Sean McDermott (1-2) contra su colega de los Ravens, John Harbaugh.