NFL

Cardinals contarán con Kyler Murray para juego ante Rams

El quarterback de segundo año sufrió una lesión en la pierna hacia el final de la derrota del sábado ante San Francisco.

Kyler Murray con los Cardinals
Norm Hall AFP

Para los Arizona Cardinals y Los Angeles Rams, los playoffs comienzan el domingo. Sólo uno de ellos contará con su quarterback titular detrás del centro con la temporada en la línea.

Kyler Murray aseguró la mañana del miércoles que está completamente recuperado de la lesión que sufrió en la pierna en la derrota del sábado pasado ante los San Francisco 49ers y podrá ver acción en el duelo ante los Rams, en el que el ganador consigue un pase automático a los playoffs.

“Sí, jugaré”, dijo el actual Novato del Año en sus primeras declaraciones desde la lesión.

A pesar de que los Cardinals han perdido cuatro de sus últimos seis juegos ─con un promedio de 22.8 puntos por encuentro en ese lapso en comparación con los 29.5 de los primeros nueve partidos de campaña─ la presencia de Murray detrás del centro les da a los Cardinals una clara ventaja en comparación con los Rams, quienes no contarán con el quarterback Jared Goff por una fractura en el pulgar.

Los Cardinals buscan avanzar a la postemporada por primera vez desde la temporada 2015 cuando llegaron hasta la final de la NFC, y únicamente una victoria ante Los Ángeles los llevará por ese camino.

Para acceder al triunfo, los Cardinals necesitan una mejor actuación que la demostrada en la semana 13, cuando cayeron 38-28 en casa ante los Rams en un juego en el que el explosivo pasador de Arizona fue limitado a 15 yardas por tierra, lanzó una intercepción y perdió un balón suelto.

Murray, por su parte, se declara listo para el primer juego de vida o muerte de su breve carrera profesional.

“Hay que dejarlo todo”, comentó. “Perdemos y estaré descansando en casa. Mi pierna y yo estamos bien”.

Las palabras de Murray dicen una cosa, su actuación en el emparrillado relata una historia muy distinta. En los últimos seis partidos ha rebasado las 50 yardas por tierra en apenas una ocasión, mientras que en los primeros nueve juegos del calendario el egresado de Oklahoma promediaba 67 yardas terrestres por encuentro. Tal vez sea cuestión de diseño, de salud o simplemente los equipos rivales han encontrado la manera de mantenerlo en la bolsa.

Sea como sea, un Murray incluso mermado dentro del terreno de juego supone mejores posibilidades de triunfo que recurrir a un suplente de la talla del Chris Streveler o Brett Hundley.

Los Rams, por su parte, no tienen esa opción. Goff sufrió una fractura en el pulgar derecho en el tercer cuarto de la derrota ante los Seahawks y el domingo el equipo se verá obligado a depender de John Wolford, quien nunca ha lanzado un pase en la NFL y la joya de su currículum es haber encabezado a la extinta AAF en pases de touchdown en la única temporada de existencia de la NFL. Para empeorar la situación, Los Angeles colocó al receptor Cooper Kupp en la lista de COVID-19, despojándole a Wolford de uno de sus objetivos más confiables. Puras buenas noticias en el desierto.