NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

AQUÍ SOLO FOOTBALL

Patriots: sin defensa, sin Playoffs y sin quarterback

Reemplazar a Tom Brady podría convertirse en un largo y doloroso proceso para New England. Al menos eso dice la historia.

Estados UnidosActualizado a
Reemplazar a Tom Brady podría convertirse en un largo y doloroso proceso para New England. Al menos eso dice la historia.
Mark BrownAFP

Bill Belichick y los Patriots navegan en aguas desconocidas.

La franquicia más dominante de la NFL desde 2000 está oficialmente eliminada y con un vacío enorme por llenar.

No ver a los Patriots en la cima de la División Este de la AFC es como no ver el sol por la mañana. Forma parte del paisaje.

Pero esta mañana de 21 de diciembre de 2020, New England está eliminado de los Playoffs por primera vez desde 2008. Y el futuro luce tan oscuro (o más) que el presente.

Belichick pensó que con un quarterback como Cam Newton podía mantener su eterno dominio en el Este de la AFC.

El ego es un mal consejero.

Newton ha lanzado cinco pases de touchdown esta campaña. ¡Cinco! Y ahora que todo está perdido, Belichick pondera usar al joven Jarrett Stidham para una nueva mini audición. Porque Newton no regresará en 2021 y a este equipo le urge un verdadero quarterback para volver a ser competitivo en su División, donde Buffalo es el nuevo rey y parece haber llegado a la cima para quedarse un rato, y Miami va en la dirección correcta.

La defensa de los Patriots, que el año pasado fue una de las mejores de la liga, hoy es vulnerable, particularmente contra la carrera. Ayer, los Dolphins se dieron un festín y devoraron 250 yardas por tierra; es el quinto juego de esta campaña en el que New England permite al menos 150 yardas terrestres y segundo en fila.

Así que no, este equipo no puede ganar únicamente con defensa. Si eso calculó usted, señor Belichick, bueno, creo que ahora todos sabemos que se equivocó.

¿LARGA ESPERA?

Reemplazar a Tom Brady podría convertirse en un largo y doloroso proceso para los Patriots. Al menos eso dice la historia.

Los equipos que tuvieron que decirle adiós a un quarterback con al menos dos títulos en el Super Bowl tuvieron que esperar largos años, décadas en algunos casos, para poder regresar al juego grande.

Solo los San Francisco 49ers pueden presumir de una transición exitosa. Cuando eligieron quedarse con Steve Young -y Joe Montana firmó con los Chiefs-, un año más tarde (1994) el zurdo ganó el Super Bowl XXIX, cuando los Niners destruyeron 49-26 a los San Diego Chargers en el Joe Robbie Stadium, de Miami.

Ese, por cierto, es el último Super Bowl que pudo ganar San Francisco, pero es la excepción que confirma la regla.

Green Bay, que ganó los dos primeros Super Bowls de la mano de Bart Starr, tuvo que esperar 29 años para ganar su tercer trofeo Vince Lombardi, con Brett Favre como su quarterback.

Pittsburgh fue una dinastía en la década de los 70 con cuatro títulos de la NFL. Dos constantes en esos Steelers fueron una defensiva dominante y Terry Bradshaw.

Cuando Bradshaw se retiró, al final de la campaña 1983, la franquicia pasó años de penuria hasta que en 2004 reclutaron a Ben Roethlisberger. El “Big Ben” ha guiado a Pittsburgh a tres Super Bowls, con dos anillos de campeón.

Luego de su segunda victoria en el Super Bowl, John Elway anunció su retiro de la NFL tras el final de la temporada 1998.

Y tuvo que ser el propio Elway, ahora como gerente general, quien firmara al quarterback (Peyton Manning) que le diera otro título de Super Bowl a los Denver Broncos, 17 años después.

Los Cowboys jugaron un Super por última vez en la edición XXX, en 1995. En ese juego, Dallas venció a Pittsburgh y logró su tercer título en cuatro años, todos bajo el comando de Troy Aikman.

Jerry Jones pensó que con Tony Romo su equipo podría regresar al Super Bowl, pero lo más lejos que llegó fue a la Ronda Divisional.

Jones ahora debe convencer a Dak Prescott y darle un contrato multianual y multimillonario, si es que realmente cree que este joven pasador es quien va a llevar a la franquicia de regreso al Super Bowl.

Ese es el escenario al que tendrán que enfrentarse Belichick y los Patriots. Porque, seamos honestos, ¿cuáles son las probabilidades de que vuelvan a encontrarse a un Tom Brady con el pick 199 en el Draft?

CANDIDATOS EN 2021

New England tendrá una selección justo a la mitad de la primera ronda en 2021, con quarterbacks como Trey Lance (North Dakota State), Kyle Trask (Florida) y Mac Jones (Alabama) quizá disponibles.

Hacer un trade y entregar la casa entera para escalar posiciones y reclutar a un chico como Justin Fields (Ohio State) no es su modus operandi, pero llegó el momento de que Belichick sea más agresivo y arriesgue algunas canicas, si es que quiere regresar pronto a los primeros planos de la liga.

Por el momento, esta eliminación debe ser aleccionadora, incluso para el tipo que suele dar las lecciones domingo a domingo en la NFL.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?