NFL

Lamar Jackson, molesto por derrotas consecutivas de los Ravens

El mariscal de campo manifestó su inconformidad con Baltimore por el par de derrotas al hilo que los pone en una posición complicada de cara a los playoffs.

Estados Unidos
Lamar Jackson con los Ravens
Rob Carr AFP

Los Titans le tienen tomada la medida a los Ravens. Por segunda ocasión en 2020 (tomando en cuenta la Ronda Divisional de la campaña 2019), el equipo de Nashville ha doblegado a Baltimore, algo que no le gusta nada a Lamar Jackson.

En conferencia de prensa pospartido, el reinante MVP se mostró molesto por el desempeño del equipo –no solo en el duelo de la semana 11, también contra los Patriots– y calificó a los Titans como un equipo con hambre de victoria.

“Tenemos dos derrotas consecutivas, partidos que tuvieron que ser victorias. Tuvimos contratiempos en el juego, pero seguimos dando pelea. El otro equipo se vio como que quería ganar más que nosotros”, sentenció.

Las palabras de Jackson contrastan con las que emitió en junio de este año, cuando aseguró que la eliminación de los Ravens por los Titans en la postemporada anterior fue por exceso de confianza por parte de Baltimore, algo que no cayó bien en John Harbaugh.

Por otra parte, Lamar habló de los puntos que debe mejorar la ofensiva de los Ravens para salir de un bache que inició con su descalabro frente a los Steelers. “Tenemos que terminar las series ofensivas. Tenemos que dejar fuera a Justin [Tucker], tenemos que entrar. Dejar de poner a nuestra defensa en el campo”, recomendó.

Harbaugh, ¿rencoroso?

Uno de los momentos que más atención atrajo del encuentro no fue una acción de juego, sino un supuesto desdén por parte de John Harbaugh a Mike Vrabel. En redes sociales se ha compartido un video donde se observa que el coach de los Ravens supuestamente evitó estrechar la mano de su igual de Tennessee.

El presunto origen del encono de Harbaugh fue una reunión organizada por los Titans sobre el logotipo de los Ravens previo el compromiso. Además, el entrenador de Baltimore tuvo un altercado verbal con el CB Malcolm Butler durante el juego.

Tras el partido, no hubo problemas. El coach Vrabel, creo, estaba celebrando en la zona de anotación, después vino y estrechamos manos. Lo que pasó en el juego es irrelevante”, informó Harbaugh, desestimando los rumores.