NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

NFL

Jake Scott, MVP del Super Bowl VII, muere a sus 75 años

Scott pasó nueve años como safety en la NFL, jugando principalmente para Miami Dolphins, club con el que se coronó en dos Super Bowls.

Estados UnidosActualizado a
Scott pasó nueve años como safety en la NFL, jugando principalmente para Miami Dolphins, club con el que se coronó en dos Super Bowls.
/AP Photo

Jake Scott, profundo de NFL por nueve campañas y ganador de dos Super Bowls, falleció este jueves en Atlanta a sus 75 años.

Scott fue llamado al Pro Bowl en cinco ocasiones y en dos temporadas se le reconoció para el primer equipo All-Pro, todas portando la playera de Miami Dolphins.

“Estamos devastados de saber del fallecimiento de Jake Scott. Jake hizo un impacto desde el día en que se unió a los Dolphins en 1970 […]. Es nuestro líder de todos los tiempos en intercepciones (35), y se emparejó con Dick Anderson para formar una de las mejores duplas de profundos en la historia de la NFL”, se lee el comunicado de los Dolphins.

Egresado de Georgia, fue reclutado en séptima ronda (159) del sorteo colegial de 1970. Sus últimos tres años en la liga, de 1976 a 1978, los pasó en Washington.

Scott se mantuvo como un defensor de alto impacto jugando un mínimo de 12 encuentros por temporada —que inicialmente eran 14 al año—, y presentándose a una docena de partidos de postemporada en nueve años como profesional. Once de ellos los jugó con los Dolphins.

En 126 partidos, todos como titular, Scott interceptó 49 pases totalizando 551 yardas en devoluciones. También terminó su carrera con nueve balones sueltos provocados y 13 recuperados.

Super Bowls

La temporada de 14 victorias en 1972 terminó para los Dolphins con el Super Bowl entre sus manos. Para ganar el 14 de enero de 1973 en el Memorial Coliseum, el equipo se ayudó de su defensa. De las tres veces que Miami interceptó al equipo capitalino, entonces Redskins, Scott fue el responsable de dos, devolviendo 63 yardas el balón.

Una de esas intercepciones, la segunda, llegó en el cuarto periodo, cuando Washington estaba en la yarda 10 de Miami. Billy Kilmer intentó un pase a Charley Taylor y Scott se quedó con el ovoide e hizo un regreso de 55 yardas a poco más de cinco minutos de terminar el encuentro que terninó 14-7. Es por ello que fue nombrado el MVP del Super Bowl VII que capitalizó la única temporada perfecta en la historia de la NFL.

Un año después, los Dolphins volvieron al último duelo de los playoffs. En la octava edición del Super Bowl, ahora ante los Vikings, Scott recuperó un balón perdido por Minnesota en la yarda seis de Miami con menos de un minuto por jugar en el segundo cuarto. En el estadio de la Universidad de Rice, los Dolphins consiguieron su segundo y último campeonato de la NFL.

El año de la llegada de Scott al football profesional coincidió con la finalización de la fusión entre la NFL y la AFL, así como el arribo de Don Shula a las laterales de los Miami. Shula falleció en mayo de este año a sus 90 años, motivo por el cual los Dolphins utilizan el parche en su hombro izquierdo con el número '347', que evoca las victorias que logró como estratega en 33 temporadas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?