NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SEMANA 10

Es hora de tomar en serio a la defensa de los Dolphins

La defensiva de Miami es cuarta en la NFL al aceptar 20.1 puntos por juego. También ocupa el cuarto lugar en tercer down, al limitar a los oponentes a un 34.4% de efectividad.

Estados UnidosActualizado a
La defensiva de Miami es cuarta en la NFL al aceptar 20.1 puntos por juego. También ocupa el cuarto lugar en tercer down, al limitar a los oponentes a un 34.4% de efectividad.
Rick ScuteriAP

Cuando la gerencia general de los Miami Dolphins firmó a Brian Flores, en febrero de 2019, sabía perfectamente la identidad que el joven coach le daría a la franquicia.

Flores pasó 15 años en New England bajo las órdenes de Bill Belichick. Aunque trabajó con la ofensiva y equipos especiales, sus últimos ocho años con los Patriots lo hizo del lado defensivo, primero como asistente (2011), después como coach de safeties (2012-2015), linebackers (2016-2017) y finalmente como coordinador en 2018.

En 2020, la mano de Flores comienza a notarse en Miami.

La defensa de los Dolphins es cuarta en la NFL al aceptar 20.1 puntos por juego. También ocupa el cuarto lugar en tercer down, al limitar a los oponentes a un 34.4% de efectividad.

De los 14 intercambios de balón forzados por Miami, 10 han sido fumbles: tres de Emmanuel Ogbah, dos de Kyle Van Noy y Andrew Van Ginkel, y uno de Jerome Baker, Shaq Lawson y Elandon Roberts.

En los dos juegos más recientes, los Dolphins han convertido sendos fumbles en touchdowns defensivos, algo que el equipo no hacía en semanas consecutivas desde el 2000.

Primero fue Ogbah, quien le zafó el balón a Jared Goff; Van Ginkel tomó el fumble y se lo llevó 78 yardas a las diagonales, en el triunfo de Miami, 28-17 sobre los Rams.

La semana pasada, nuevamente Ogbah forzó un fumble, cuando capturó a Kyler Murray, y Lawson recogió el ovoide y lo regresó 36 yardas para el touchdown que ayudó a los Dolphins a lograr su cuarto triunfo consecutivo, 34-31 en Arizona.

“Creo que el coach Boyer (Josh, coordinador defensivo) ha hecho un buen trabajo. Nuestros jugadores entran y tratan de prepararse de la manera correcta, aprenden el plan de juego y lo ejecutan en la práctica”, dijo el coach Flores de su defensiva. “Tenemos un grupo muy unido. Trabajan duro, trabajan bien juntos. Cada semana es un desafío diferente”.

El desafío de esta semana son los Chargers y Justin Herbert, el quarterback novato que pondrá a prueba a la agresiva defensa de los Dolphins, particularmente cuando Boyer decida atacarlo con blitzes.

“(Herbert) ha hecho un muy buen trabajo contra el blitz. Creo que eso se debe en parte a la protección que ha recibido, su capacidad para extender las jugadas y darse un poco de tiempo extra para deshacerse del balón y que tiene buenos receptores”, agregó Flores.

Al igual que hacía en New England, la defensa de Flores en Miami usa constantemente el “Cover 0 Blitz”, en el que los cornerbacks se quedan en cobertura personal, sin ayuda de los safeties. El resto de la defensiva va detrás del quarterback.

Herbert tiene un rating de 121.3 puntos contra el blitz, tercero mejor de la liga, solo detrás de Patrick Mahomes y Derek Carr.

“Es evidente que Herbert está un paso adelante; extiende las jugadas y se da un poco más de tiempo para moverse en la bolsa de protección o lo que sea el caso para una jugada en particular, pero ha hecho un buen trabajo”, recalcó Flores.

El del domingo también representa un duelo entre dos de las franquicias con mayor futuro en la NFL. Dolphins y Chargers son el segundo y tercer equipos más jóvenes de la NFL, con promedios de edad de 25.81 y 25.97 años, respectivamente.

Esa juventud y la firma de algunos veteranos en la agencia libre, como el cornerback Byron Jones, los ends Shaq Lawson y Emmanuel Ogbah, y el linebacker Kyle Van Noy (todos titulares), ha dado como resultado una defensa que hoy tiene a Miami (5-3) en la pelea por clasificar a Playoffs, algo que la franquicia no logra desde 2016, cuando en algún punto de la campaña ligó seis triunfos y terminó con récord de 10-6.

Ogbah está empatado en cuarto lugar de la NFL con siete capturas de quarterback, más de lo que cualquier jugador de Miami tuvo en todo 2018 o 2019.

Pero los Dolphins, que ahora tienen la atención de la prensa nacional en Estados Unidos, prefieren no hacer caso de las alabanzas.

“La gente va a decir que somos geniales y cosas así, pero tratamos de bloquear eso. Eso es lo que estamos haciendo, lo estamos bloqueando y tomando un juego a la vez”, dijo Lawson, segundo en el equipo con 12 golpes a los pasadores. “Es una temporada de un juego cada semana. Solo estamos poniendo nuestro mayor esfuerzo en la preparación para ese juego. No escuchamos a los de afuera, ni lo que dicen sobre el equipo, ni lo buenos que somos en defensa, ni nada. Simplemente entramos semana tras semana y lo tomamos un día a la vez”.

El plan del coach Flores ha funcionado.

Ah, y los siguientes cuatro rivales de los Dolphins (Chargers, Broncos, Jets y Bengals), se combinan para un récord 7-25-1.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?