TAMPA BAY RAYS

Randy Arozarena, madera emergente en Tampa Bay

El patrullero cubano no llegó a siete cuadrangulares en esta postemporada para los Rays. La marca (6) le pertenecía a Evan Longoria, antesalista de Tampa.

Randy Arozarena
EZRA SHAW AFP

En cuenta 2-2, Randy Arozarena conectó un cuadrangular en la primera entrada del Juego 7 ante Lance McCullers Jr. que lo ubicó como el novato con más jonrones en playoffs.

Los Rays alcanzaron el mejor récord de la Liga Americana con 40 triunfos de 60 posibles con el esfuerzo de todo el equipo de ambos lados del plato, sin mucho protagonismo individual. Para los playoffs el dominio de Tampa Bay ha lucido distinto. Sus últimas dos series, Divisional y de Campeonato, se han ido a la máxima cantidad de juegos posibles.

Durante ese lapso, Randy Arozarena ha emergido como uno de los activos más importantes en el ataque de Kevin Cash.

Arozarena ha jugado 23 partidos de temporada regular en 2020 en los que bateó para .281 con siete jonrones y 11 empujadas en 76 turnos al bate.

La postemporada ha sido borrón y cuenta nueva para él. El habanero conectó tres cuadrangulares en cinco partidos ante los Yankees, terminando como el máximo bateador de imparables para Tampa Bay (8) en la Serie Divisional.

En contra de los Astros, Arozarena aumentó su participación tras impresionar a Cash. Ubicando su nombre en los siete juegos de ALCS, Arozarena consiguió nueve imparables. Cuatro de ellos resultaron jonrón para él, totalizando siete durante octubre. Es por ello que Arozarena fue nombrado el MVP de ALCS.

El toletero, además, se convirtió en el novato con la mayor cantidad de bambinazos en la historia de las Mayores.

El récord pertenecía a Evan Longoria, antesalista de Tampa Bay Rays de 2008 a 2017.

A pesar de jugar la temporada 2019 en St. Louis, sus 19 partidos no lo hicieron elegible para contabilizar su primer año en las Mayores como novato. A sus 25 años, originario de Cuba, Arozarena se integró a los Rays durante el invierno, ganándose un puesto en la primavera.

A la Serie Mundial

Arozarena ahora pasa a su mayor escenario, la Serie Mundial, en espera de que Dodgers y Braves decidan en NLCS en el Juego 7 mañana. Cuando Longoria era novato y pegó seis jonrones en los playoffs de 2008, el antesalista no puedo conectar más allá de la barda en la barrida ante Phillies.