NFL

Saints quieren jugar en estadio de LSU para tener aficionados en sus partidos

Los Saints se aferran a la cima de la NFC Sur y debido a una dura batalla con los Buccaneers por la división, harán uso de todos los recursos a la mano.

Exterior del Tiger Stadium de LSU
Jonathan Bachman Getty Images

La vida sin Michael Thomas ha probado ser difícil para los Saints, que marchan con foja de 3-2 y se aferran con las uñas a la cima de la NFC Sur. Ante esto, el equipo de New Orleans quiere usar a sus aficionados como el factor que los catapulte a la postemporada por cuarto año consecutivo.

Este martes, los Saints informaron su interés en trasladar sus partidos de local restantes al estadio de la Universidad Estatal de Luisiana, ubicado en Baton Rouge, para poder recibir aficionados en las gradas.

Dicho interés es consecuencia de que las medidas implementadas por el gobierno de Nueva Orleans en contra del coronavirus no permiten que los seguidores de los Saints asistan al Mercedes-Benz Superdome.

"Podemos confirmar que nuestro personal de operaciones de juegos se reúne con oficiales de LSU para discutir la posible sede de los futuros juegos de local de los Saints en el Tiger Stadium de Baton Rouge", aseguró Greg Bensel, vicepresidente de comunicaciones del equipo de NOLA, según Tom Pelissero, de NFL Network.

Esta no sería la primera vez que los Saints empleen el Tiger Stadium como su casa. En 2005, tras el paso del huracán Katrina, disputaron cuatro partidos en dicho lugar.

Además, las gradas del recinto de los vigentes campeones de la NCAA tampoco lucirían atestadas. Por el momento, LSU solo permite que su estadio opere al 25% de su capacidad, es decir 25,580 lugares disponibles.

Los partidos que le restan

Con 11 encuentros para que la campaña regular expire, los Saints solo tendrán cinco duelos más en calidad de locales. Estos son contra Panthers en la semana 7, 49ers en la 10, Falcons en la 11, Chiefs en la 15 y Vikings en la 16.