New England Patriots

Bill Belichick, cauteloso ante retorno de Cam Newton y Stephon Gilmore

Tras los contagios de COVID-19 en Tennessee, los Patriots se volvieron un foco rojo para la NFL, lo que a la postre afectó a cinco organizaciones más.

Bill Belichick con los Patriots
MADDIE MEYER AFP

Con la noticia de casos de coronavirus dentro de los Patriots (Cam Newton y Stephon Gilmore), la NFL aplazó el duelo una semana el duelo entre New England y Denver. No obstante, en Foxborough aún desconocen si tendrán de vuelta a su pasador y esquinero para la sexta jornada del campeonato.

En entrevista radiofónica, el entrenador Bill Belichick indicó que el posible retorno de un jugador a la actividad tras dar positivo por COVID-19 debe ser autorizado por el personal médico del club, quienes realizarán un proceso interno de análisis.

"Cualquier jugador que pueda regresar de la lista de COVID tiene que pasar por una revisión médica. Eso será parte del regreso de cualquier jugador al equipo. Tenemos que saber cómo sucederá", elaboró 'El Monje'.

¿Anticipa regreso de Cam y Gilmore?

Por otra parte, Belichick mencionó que a pesar de que algunos jugadores puedan tener resultados positivos, si han superado la fase de contagio podrán reincorporarse a la actividad. Lo anterior está respaldado por la NFL, quien modificó sus lineamientos contra el COVID en el mencionado apartado.

"Si una persona tiene el virus, seguirá arrojando positivos por una periodo significativo. Puede ser, no lo sé, 30 o 60 días. No soy un doctor, pero depende del organismo y lo rápido que se elimine el virus, pero que no esté en un fase de contagio. De eso se trata. Si le haces exámenes a alguien que apenas dio positivo, seguirá así por un largo tiempo. Lo vimos y varios equipos, hablé con otros coaches, también", explicó.

Con estas palabras se podría esperar que Newton y Gilmore, las dos bajas más significativas para los Patriots, vuelvan a los emparrillados para el partido de la semana 6, sobre todo al tomar en cuenta que el primer positivo de Cam fue el pasado 3 de octubre y el de Stephon cuatro días después.