NFL

Jason Garrett regresa a Dallas a… ¿liquidar a los Cowboys?

Garrett, ahora coordinador ofensivo de los Giants, visita la que fue su casa durante muchos años, en un juego que desesperadamente necesitan ganar McCarthy y sus muchachos.

Jason Garrett regresa a Dallas a… ¿liquidar a los Cowboys?
Adam Hunger AP

Cuando Jerry Jones firmó a Mike McCarthy, lo hizo convencido de que ponía al frente de sus Dallas Cowboys a un mejor coach, comparado con el que tuvo desde 2010.

Con Jason Garrett, los Cowboys compilaron un récord de 87-70 en casi 10 temporadas, pero solo dos triunfos en Playoffs.

En un turbulento 2019, Dallas terminó 8-8, Garrett fue despedido y McCarthy nombrado el noveno coach en la historia de la franquicia, octavo desde que Jones compró al equipo en 1989.

Con la llegada de McCarthy, los Cowboys de inmediato fueron colocados como favoritos, no solo para ganar la División Este de la NFC; incluso algunos expertos hablaron de Super Bowl.

Pero, en el primer mes de la temporada 2020, Dallas ha sido todo menos un contendiente. Es más, está lejos de ser un pretendiente.

A las lesiones de los linebackers Sean Lee y Leighton Vander Esch se suman las de los linieros ofensivos Travis Frederick, La’el Collins y ahora el tackle izquierdo Tyron Smith, quien se perderá el resto de la campaña debido a una lesión en el cuello que requiere cirugía.

La defensa de Dallas es la que más puntos permite con 36.5 por juego y es 31 contra la carrera (172.5 yardas por partido).

Los Cowboys han permitido 38 o más puntos en tres semanas en fila por segunda ocasión en la historia de la franquicia. Solo había sucedido en 1960, cuando terminaron 0-11-1 en su primera temporada en la NFL.

El domingo, Garrett, ahora coordinador ofensivo de los Giants (0-4), visita la que fue su casa durante muchos años, en un juego que desesperadamente necesitan ganar McCarthy y sus muchachos.

“Nada más que respeto para el coach Garrett y será grandioso verlo”, dijo el quarterback Dak Prescott. “Pero se trata de conseguir una victoria”.

Prescott es el primer jugador de la historia con al menos 450 yardas aéreas en tres juegos consecutivos y comanda la liga con 1,690 yardas.

Sin embargo, el 48% de sus yardas las ha conseguido cuando su equipo se ha ido abajo por 14 o más puntos. Con la poca ayuda de su defensiva, Prescott se ha visto forzado a intentar 201 pases (lo más alto en la liga), pero es decimoquinto entre los quarterbacks calificados con 68.2% de efectividad y en dos ocasiones ha sido interceptado en la última ofensiva de su equipo.

Garrett reclutó a Dak hace cuatro años y le ayudó a desarrollarse como quarterback en la NFL, particularmente en 2016, cuando Prescott, en su temporada de novato, tuvo que sustituir a Tony Romo.

“Mucha gente de la liga tiene historia en otro lugar”, dijo Garrett. “Obviamente pasé mucho tiempo en Dallas. Siempre agradecido por eso y eternamente agradecido por eso, pero estoy entusiasmado con esta oportunidad y tratando de ayudar a este equipo a mejorar”.