DALLAS COWBOYS

¿Quién es Mike McCarthy, el nuevo entrenador de Cowboys?

McCarthy entrenó a Packers por más de 12 temporadas, además de traer el Vince Lombardi al Lambeau Field por segunda ocasión cuando ganó el Super Bowl XLV.

McCarthy será el nuevo hombre en las laterales de Dallas Cowboys

En una época del football no muy lejana a la actualidad, Mike McCarthy se ganó el respeto y la admiración de muchos. Después de permanecer un año inactivo en las laterales, pero no de perfeccionar su esquema, estudiando sus resultados, el entrenador, de 56 años, volverá a la NFL para el 2020 como el noveno entrenador en la historia de Dallas Cowboys, quienes, aun con un equipo que demostraba su calibre ofensivo cuando tomaban el emparrillado, en 2019 no clasificaron a la postemporada. Ésto, en gran medida por las deficiencias de quien tomaba las decisiones jugada a jugada: Jason Garrett.

Teniendo a su disposición a Ezekiel Elliott, uno de los corredores más prolíficos dentro de la liga, se espera que McCarthy ponga los ingredientes que le faltaban al equipo de Jerry Jones, desde los controloes, para ganar partidos. En cuanto a la situación de Dak Prescott, segundo en la liga este año en yardas aéreas, McCarthy podría ser pieza clave en su proceso de maduración. Después de todo, fue factor en la creación de lo que hoy es Aaron Rodgers.

Packers pre-McCarthy

Los Packers son uno de los equipos de mayor tradición en la NFL. Pero no todo el tiempo demostraron su poderío. Durante la década de los 70 y 80, el equipo desapareció del mapa de los principales contendientes, hasta los 90, cuando de la mano de Brett Favre alcanzaron la gloria nuevamente después de 29 años, por el liderato del mariscal de campo a su tercer anillo de Super Bowl y su 12avo campeonato.

Iniciando los 2000, los Packers siguieron entre los principales aspirantes, aunque también llegó su punto de quiebre, lo que los llevaría a confiarle el equipo a McCarthy.

Luego de avanzar a los Playoffs como el primer equipo de la NFC Norte por tres campañas seguidas (2002-2004), Green Bay Packers cayeron al sótano de su división en 2005, al finalizar el año con 4-12, la peor marca del equipo desde 1991, un año antes de que Brett Favre tomara el centro en el Lambeau Field.

Por tal motivo, Ted Thompson, Vicepresidente ejecutivo y Director de Operaciones de Football del equipo, terminó la relación laboral de Packers con Mike Sherman, quien los dirigió del año 2000 al 2005.

En 2006, un cambio en la organización surgió, iniciando por el puesto del entrenador en jefe que ocupó McCarthy, al dejarlo Sherman vacante.

Bajo el mando de McCarthy, en su primer año, los Packers recuperaron su identidad de equipo ganador y finalizaron 8-8, ganando los últimos cuatro partidos del calendario de forma consecutiva.

Un año más tarde, el entrenador consiguió revivir la carrera de Brett Favre, quien pasó de una temporada de 20 touchdowns y 29 intercepciones con Sherman en 2005 a 28 anotaciones por 15 entregas pasando el balón en 2007.

Favre y McCarthy llevaron a los Packers de vuelta a los playoffs al terminar con una marca de 13-3, empatados por la segunda mejor marca en la liga con Dallas Cowboys e Indianapolis Colts y solo superados por la temporada perfecta de Bill Belichick y Tom Brady en New England. El esfuerzo del equipo fue tal que alcanzaron el partido por el Campeonato en la NFC, donde perdieron 23-20 ante New York Giants, quienes ganarían el Super Bowl más tarde.

Con 38 años, Favre decidió retirarse un mes pasado el Super Bowl, en marzo. Más tarde, ese mismo año éste pediría Thompson su regreso y después que lo dejaran libre de ataduras para iniciar en otro equipo, pues McCarthy y la organización decidieron que la maduración de Aaron Rodgers era óptima y estaba listo para ir como titular.

Era Rodgers-McCarthy

A partir de 2008, en Green Bay se cimentó con McCarthy y Rodgers una de las etapas más productivas y consistentes.

En el primer año de Rodgers como titular (6-10), los Packers sufrieron lo que muchos equipos con un mariscal de campo novato: un año pasivo, pero en reconstrucción.

Para los siguientes ocho años (2009-2016), la organización de Wisconsin se metió a la postemporada sin perderse un solo año de football en enero, donde aseguraron cinco títulos de la NFC Norte y una marca de 9-7 playoffs.

Al tercer año de Rodgers como titular, los Packers, que con un cuerpo de receptores liderados el experimentado Donald Driver y acompañado por la versatilidad de Greg Jennings, así como una defensa llena de talento en las tres áreas de la misma, alcanzaron el Super Bowl, donde vencieron 31-25 a Pittsburgh Steelers en la edición XLV de éste. En aquel año el equipo de Pennsylvania tuvo la segunda mejor defensa de la liga en yardas totales (276.8).

McCarthy llevó a Rodgers a un desarrollo rápido y prometedor. En 2011 y 2014, el quarterback egresado de Berkeley terminó con el trofeo de MVP en sus manos, gracias a su adaptación al juego ofensivo de McCarthy que consistía en mover las cadenas consistentemente por medio de pases cortos y rápidos, teniendo Rodgers varios pares de manos seguras para hacerlo.

Sin embargo, todo dominio de un equipo llega a su fin, y el de Green Bay ocurrió en 2017, después de alcanzar el cuarto Campeonato de su Conferencia, cuando Matt Ryan y sus Falcons mandaron de vuelta a Wisconsin a la organización empacadora.

En 2017, las fricciones en la relación Rodgers-McCarthy comenzaron a avivarse. Ese año Green Bay se perdió su tercera aparición en postemporada desde que McCarthy tomó las riendas. Por lo que al sufrir su tercera derrota consecutiva en la Semana 13 (2018) ante Arizona Cardinals, en Green Bay le abrieron la puerta de salida a Mike McCarthy.

Trayectoria

Luego de graduarse en la Universidad de Baker, en donde llegó a jugar como ala cerrada, McCarthy inició como graduado asistente en Fort Hays State, escuela de Segunda División en el college football, y mantuvo el mismo puesto en la Universidad de Pittsburgh, donde obtuvo una promoción para coordinar a los receptores.

En 1993 dio el salto al nivel profesional, para permanecer ahí por los próximos 26 años de forma ininterrumpida. A Kansas City, llegó como miembro de control de calidad de la ofensiva. En 1995, los Chiefs lo promovieron a entrenador de mariscales de campo, mismo empleo que lo llevó a Green Bay por primera vez en su carrera, respondiendo bajo las órdenes de Ray Rhodes.

En el año 2000, Jim Haslett, entrenador en jefe de New Orleans Saints lo mandó traer a Louisiana para hacerse cargo de su ofensiva. Como coordinador, McCarthy utilizó a Ricky Williams en el ataque terrestre, quien alcanzó las mil yardas en su segundo año llevando el balón por tierra.

McCarthy conservó el empleo en New Orleans y llevó a Williams a potencializarse como uno de los mejores en la liga. Bajo el mando de McCarthy, el corredor de Texas no se fue ninguna campaña sin superar las mil yardas por tierra, además de que en 2002 obtuvo el título de corredor de la NFL, luego de sumar 1,853 yardas en 383 acarreos (115.8).

Asimismo, en 2002, los Saints terminaron como la tercera mejor ofensiva en puntos anotados, luego de arrastrarse entre los últimos 11 puestos en ese departamento de 1996 a 1999, previo a la llegada de McCarthy.

En 2005, Mike Nolan y los 49ers hicieron a McCarthy el coordinador de la ofensiva en el primer año Alex Smith, quien fue seleccionado en el primer puesto del sorteo de aquel año. Pero el equipo que apenas iniciaba a construirse con la llegada de Smith no econtró un buen año al terminar con producciones infructuosas en ambos lados de la cancha.

Y en 2006, Ted Thompson confió en la ofensiva West Coast de McCarthy para redireccionar los últimos años de Brett Favre en Wisconsin, donde McCarthy permaneció por casi 13 temporadas completas.