DENVER BRONCOS

John Elway ve un poco de sí mismo en Drew Lock

El presidente de los Broncos sigue sin encontrar éxito en el Draft dentro de la posición en la que él mismo se convirtió en leyenda.

Drew Lock
David Zalubowski AP

El legado de John Elway con los Broncos se divide en dos etapas muy claras, su estatus de leyenda dentro del campo y su éxito a cuentagotas dentro de la oficina que toma las decisiones de personal.

De no ser por Peyton Manning y el Super Bowl que le entregó a Denver en 2015, Elway seguiría sin conectar un solo hit en la posición de quarterback... hasta ahora.

El novato Drew Lock llegó en la segunda ronda del pasado Draft, tuvo un largo —y por momentos, áspero— proceso de adaptación al profesionalismo, pero cuando tuvo la oportunidad no permitió que se le escapara de las manos, ganando cuatro de sus cinco inicios al final de la campaña anterior que le han elevado la presión y las expectativas para la próxima campaña.

No puede haber mayor presión para un joven de 23 años y con cinco inicios en la NFL que ser comparado con tu jefe. En especial si tu jefe, Elway, es considerado uno de los mejores quarterbacks en la historia de la NFL, un ganador nato dentro del campo, alguien que tenía el brazo, las agallas y la mentalidad para competir con cualquiera. Lo peor de todo es que sea tu jefe el que hace esas comparaciones.

“Uno siempre va a tener su propio punto de vista en lo que le gusta de los quarterbacks, y mucho de eso tiene que ver con lo que tú mismo hiciste”, señala en una larga entrevista con Bleacher Report. “Así que vas a tener una opinión más alta de alguien que tiene el mismo estilo que tú”.

Lock cumple con el “Molde Elway”: Alto, con un brazo fuerte y cierta capacidad atlética. Pero ha fallado en evaluar las intangibles en muchas más ocasiones de las que ha tenido éxito, ejemplos sobran en los nombres de Trevor Siemian, Paxton Lynch o Mark Sánchez, sin incluir veteranos como Case Keenum o Joe Flacco que llegaron como soluciones transitorias en lo que el equipo encontraba a alguien para formar un futuro —o un presente— a su alrededor.

Con una muestra extremadamente pequeña Elway cree que la solución tiene nombre y apellido, y si le preguntan a Von Miller, también apodo: “Big Money Lock”.

“El tipo es una maldita estrella de rock”, dijo Miller sobre Lock a Bleacher Report. “Cuando estaba en la práctica, salía y lanzaba el balón y yo me quedaba pensando: ‘Viejo, cuando finalmente lo domine...’ Tiene esta aura de quarterback estrella, además de ser una estrella de rock”.

Miller, quien en 10 años con los Broncos ha jugado con 10 quarterbacks distintos, se ha equivocado antes. Comparó a Trevor Siemian con Peyton Manning, por ejemplo. Pero el voraz linebacker asegura que no volverá a equivocarse.

“Definitivamente es el quarterback franquicia”, dijo Miller. “Si me equivoco esta vez, entonces simplemente no sé. No sé cómo es un quarterback franquicia”.

Con el respaldo de toda la organización y dos receptores de alto nivel en Courtland Sutton y Jerry Jeudy, Lock no tiene pretextos.