Grandes Ligas

Ramón Urías es el sexto mexicano en debutar en MLB durante 2020

El infielder de 26 años vivió su debut en el duelo entre Red Sox y Orioles en Camden Yards, aunque no pudo evitar la caída de la novena de Baltimore.

Ramón Urías con los Orioles
Greg Fiume AFP

La campaña 2020 permitió que muchos peloteros que se quedaron sin oportunidades tras la cancelación de las temporadas de Ligas Menores se unieran a los grupos de reservas de las novenas de Grandes Ligas. Dichas circunstancias han permitido que los jugadores mexicanos en los sistemas de desarrollo de MLB vean oportunidad en la Gran Carpa... como le sucedió a Ramón Urías.

Este jueves, durante la derrota de los Orioles ante Red Sox en Camden Yards, el parador en corto nacido en Sonora, vivió su soñado debut en MLB. El infielder de 26 años recibió la oportunidad en la parte baja de la novena entrada, donde vio como se le llenó la cuenta para ser ponchado y terminar el encuentro.

El año ha resultado atípico para los peloteros aztecas. Con el debut de Urías, ya son 135 jugadores mexicanos que han llegado al máximo nivel del béisbol mundial y tan solo durante esta semana tres deportistas nacidos al sur de la frontera han logrado su primera aparición en MLB (Luis González y Jesús Cruz). Además, es el trigésimo tercer sonorense en llegar a la Gran Carpa y el sexto mexicano en alcanzar Grandes Ligas en 2020.

Aunque para Urías la Gran Carpa no era totalmente desconocida. El shortstop es el hermano mayor del también ligamayorista Luis Urías, quien vivió sus primeros pasos en MLB con los Padres y ahora se desempeña con los Brewers. Por el momento, el segunda base de Milwaukee se encuentra en la lista de lesionados de 10 días.

Larga trayectoria en sucursales

Urías trabajó prácticamente una década antes de consumar su debut. Su primer equipo profesional fueron el equipo de liga dominicana de los Rangers. En 2013 llegó al profesionalismo en México, jugando por cinco años con los Diablos Rojos de la Liga Mexicana de Béisbol. Desde ahí recibió llamados en la liga de Texas y en la del Pacífico. Para 2019 repitió su labor en AA y AAA, además de jugar en la liga de Florida (todo en el sistema de desarrollo de los Cardinals).