NCAA

Médicos de NCAA presionan para que ACC, Big 12 y SEC no jueguen football

Brian Hainline, director médico de la Comisión Atlética Universitaria, indicó que de seguir el país con las pruebas como las aplica hoy en día no es "sano" jugar football.

Notre Dame vs. Virginia Tech
Carlos Osorio AP Photo

El deporte universitario también parará en el otoño como sucedió desde marzo anterior por la pandemia de coronavirus. La excepción a la norma serán algunas conferencias de football, entre ellas ACC, Big 12 y SEC, únicas del Power Five que optaron por continuar con la campaña 2020.

Mientras ellos continúan su participación y observan cómo resultará más viable jugar football en tiempos de coronavirus, la NCAA insistió a dichas conferencias en que no es seguro jugar durante la contingencia sanitaria.

A diferencia del basketball universitario, la Comisión Atlética no tiene la misma facultad sobre el College Football Playoffs. Las conferencias que la componen pueden organizarse, y según lo que dictaminen en la Junta de Gobernadores será como actúen en consecuencia.

Al momento, las conferencias Pac-12 y Big Ten votaron por no celebrar la campaña del otoño, aunque algunos jugadores de su conferencia sí lo desean y se han manifestado a través de redes sociales pidiendo un calendario con los protocolos adecuados en acompañamiento, así como un sindicato de jugadores universitarios.

A la conversación también se unió el entrenador en jefe de los Wolverines de la Universidad de Michigan, y exdirigente de San Francisco 49ers, Jim Harbaugh. El estratega considera que siguiendo algunos lineamientos de la casa de estudios cuyo programa de football dirige la conferencia Big Ten puede, con paciencia, aplicar protocolos y reducir la cantidad de contagios entre los atletas.

Mientras tanto la NCAA, por medio de su director médico, Brian Hainline, ha instado a las tres conferencias mayores que desistan por este año de celebrar la fiesta del emparrillado los sábados. “Ahora mismo, si el aplacamiento de pruebas en Estados Unidos se mantiene como se encuentra, no hay manera en la que podamos continuar con los deportes. No estamos en un punto hoy en el que sea sano jugar deportes”, insistió en entrevista para CNN, de acuerdo con Stewart Mandel, editor de football colegial en The Athletic.

Presionan por la campaña

De acuerdo con Brett McMurphy, de Stadium, en la conferencia Big Ten están intentando cambiar la decisión de la Junta de los Gobernadores. “Padres, jugadores, y entrenadores están presionando al comisionado Kevin Warren para jugar football este otoño, mientras al mismo tiempo los médicos de la NCAA intentan presionar a las seis ligas de la FBS que planean jugar, a que no jueguen, porque no es seguro”, reportó el insider.