Cleveland Brownw

Nick Chubb confía ciegamente en Kevin Stefanski

A diferencia de la campaña pasada, este año tendrá que compartir el backfield de los Browns con el veterano Kareem Hunt.

Estados Unidos
0
Nick Chubb con los Browns
Christian Petersen Getty Images

Según las métricas de Pro Football Focus, Nick Chubb es el corredor mejor clasificado en la NFL desde 2018, con 91.4 puntos.

Chubb (1,494) fue uno de los cuatro jugadores que sumó 1,300 yardas terrestres o más en 2019 y fue segundo en la liga, sólo detrás de Derrick Henry (1,540), de los Tennessee Titans.

Y esas 1,494 yardas representan la mayor cantidad para un corredor de los Browns desde que el legendario Jim Brown sumó 1,544 en 1965.

Haberse quedado tan cerca del título de yardas terrestres no es algo que le quite el sueño a la estrella en el backfield de Cleveland.

“Realmente no me molestó. Solo es más motivación. Intentaré hacerlo este año”, dijo Chubb, en conferencia de prensa este martes. “Simplemente me ejercito, como siempre, trabajo duro y corro duro. Creo que todo sucede por una razón, y sigues trabajando y esforzándote y las cosas llegarán para ti. Esa es mi forma de pensar”.

A diferencia de la campaña pasada, este año Chubb tendrá que compartir el backfield con el veterano Kareem Hunt, quien en 2019 se perdió medio calendario debido a una suspensión.

“Pase lo que pase, confío en el staff de coaches y confío en el equipo. Sé que nos pondrán en la mejor posición para ganar. Como sea, estoy bien con eso”, aseguró Chubb.

Tras el fracaso de Freddie Kitchens, los Browns rápidamente firmaron a Kevin Stefanski como nuevo head coach, y Chubb está satisfecho con su método de trabajo, incluso con las dificultades que la pandemia ha puesto en el camino.

“El staff de coaches hizo un gran trabajo enseñándonos durante la offseason virtual”, aseguró Chubb. “Ahora, es solo hacerlo en persona. Hicieron un gran trabajo planificando y preparándonos para lo que está sucediendo en este momento. Me gusta que todos estén en la misma página. Sin confusión, todo está en su lugar y estamos listos para salir y empezar a jugar”.

Stefanski pasó 14 campañas (2006-19) con los Minnesota Vikings, un equipo que fue sexto en la NFL en 2019 con un promedio de 133.3 yardas terrestres por partido.

Y al igual que en Minnesota, se espera que Stefanski ponga énfasis en el juego por tierra en la nueva ofensiva de los Browns.

Uno de los cambios es el bloqueo de zona, algo a lo que Chubb está acostumbrado.

“También lo hicimos mucho el año pasado, así que realmente no es diferente para mí”, dijo. “Lo he hecho desde la universidad. Creo que será lo mismo, tal vez un esquema un poco diferente, con ciertos retoques. He estado corriendo detrás de bloqueos de zona durante mucho tiempo”.

Finalmente, dijo tener plena confianza en el quarterback Baker Mayfield.

“Baker se ve bien. Ha vuelto y está diciendo todas las cosas correctas y no diciendo algunas otras. Eso es genial”, comentó Chubb. “Estamos entusiasmados con Baker. He creído en Baker desde el primer día y nada ha cambiado mi opinión sobre Baker. Sé que está emocionado de salir y mostrarle al mundo quién es”.

Mayfield nunca estuvo cómodo en la ofensiva de Kitchens y sus 21 intercepciones sólo fueron superadas por las 30 de Jameis Winston.

De hecho, excepto Chubb, todo el ataque de los Browns fue decepcionante en 2019.

Con Stefanski, la idea es que eso cambie rápidamente.

“Ha hecho un gran trabajo. Es muy bueno para comunicarse, muy bueno para expresarse y decir lo que siente. Es simplemente un gran coach y un gran tipo, y estoy emocionado de salir y conocerlo más y poder jugar para él”, finalizó Chubb.