MLB

Caso Tyler Skaggs: Imputan cargos por distrubición de fentanilo a Eric Kay

Los Angels no tenían conocimiento, según afirmaron, de que alguno de sus empleados suministrara opioides, ni estaba al tanto de que Skaggs los consumiera.

Tyler Skaggs
Vaughn Ridley Getty Images

El exdirector de comunicaciones de Los Angeles Angels, Eric Kay, ha sido imputado con cargos de conspiración por distribución de fentanilo en conexión al caso de sobredosis y la muerte del lanzador Tyler Skaggs en 2019, informaron Erin Nealy Cox, fiscal del la Corte Distrital de Texas, y Eduardo Chávez, agente especial de la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés).

Una declaración jurada en contra de Kay, en la Corte Distrital de Forth Worth, señala que el exintegrante del personal de los Angels tenía una historia de transacción de narcóticos con Skaggs. Kay, quien enfrenta hasta 20 años de prisión si se le encuentra culpable, se encargaba de “distribuir esas píldoras [a Skaggs] y a otros en su lugar de trabajo mientras otros trabajaban”, señala el documento, según Los Angeles Times.

“La muerte de Tyler Skaggs, ocurrida en un momento ascendente de su carrera en el baseball, debería ser una llamada de alerta. Debería probar a sus fanáticos que nadie es inmune a una muerte por la adicción natural de estas drogas, ya sea que se vendan como energéticos o dentro de una tableta que parezca inofensiva”, dijo Nealy Cox durante la conferencia de prensa.

La investigación de federal sobre la sobredosis de Skaggs permanece abierta y activa, recordó la jurista.

El pelotero falleció en Southlake, Texas, a sus 27 años, en la habitación de un hotel el 1 de julio de 2019, el mismo día que los Angels visitaban a Texas Rangers. El reporte de toxicología indicó que el lanzador tenía en su sistema opioides de fentanilo y oxicodona.

Angels responden

"Para poder entender comprensivamente las circunstancias que derivaron en la muerte [de Tyler Skaggs], contratamos a un fiscal federal para conducir una investigación independiente. Comprendimos que había comportamientos inaceptables inconsistentes con nuestro código de conducta y tomamos las acciones para enmendarlo. Nuestra investigación también confirmó que nadie en la gerencia estaba al tanto de cualquier empleado que suministrara opioides a jugadores, y que tampoco que nadie sabía que Tyler usaba opioides”, se posicionó la institución de Arte Moreno sobre la actualización del caso del serpentinero.